سَلامٌ عَلى آلِ ياسين
La paz sea sobre la familia de Ya Sin
اَلسَّلامُ عَلَيكَ يا داعيَ اللهِ وَ ربّانيَّ آياتِه
La paz sea sobre ti, quien invoca a Dios, interpretador de Sus signos
اَلسَّلامُ عَلَيكَ يا بابَ اللهِ وَ ديّانَ دينِه
La paz sea sobre ti, puerta de Dios y actor de Su religión
Te invoco por Tu nombre, el Oculto, el Velado, el Viviente y el Subsistente
Y Tú eres Dios, no hay Dios excepto Tú, Tú eres Quien Conoce los Secretos y Quien Conoce lo que está escondido
Te invoco por Tu nombre, por el cual respondes a aquellos que Te invocan, por el cual Tú otorgas a aquel que Te pide
Te invoco en el nombre de Muhammad y su familia
En el nombre del deber que Tú has impuesto a ellos
(Te imploro) que envíes bendiciones a Muhammad y a la familia de Muhammad
Y que satisfagas mis necesidades en este preciso momento
¡Oh, el que Escucha las súplicas!...
La Pazsea sobre ti (Husain), ¡oh Heredero de Adán (a.s.), el selecto de Dios!
La Pazsea sobre ti, ¡oh Heredero de Noé (a.s.), el Profeta de Dios!
La Pazsea sobre ti, ¡oh Heredero de Abraham (a.s.), el amigo de Dios!
La Pazsea sobre ti, ¡oh Heredero de Moisés (a.s.), el apalabrante de Dios!
La Pazsea sobre ti, ¡oh Heredero de Jesús (a.s.), el espíritu de Dios!
La Pazsea sobre ti, ¡oh Heredero de Muhammad (s.a.w.), el amado de Dios!...
¡Señor mío! Si no fuera por lo obligatorio de obedecer Tu orden te consideraría exento de que te alcanzara mi recuerdo (Tú nos has dicho: ¡Recuérdenme, que os recordaré!)
Si bien mi recuerdo de Ti se corresponde con mi rango y no alcanza a Tu Jerarquía; además ¿qué grado puede llegar a alcanzar mi condición para ser dispuesto como sitio de Tu Glorificación­?
Entre las grandes mercedes que nos has brindado, está el hecho de que Tu recuerdo fluya por nuestras lenguas, y Tu anuencia para que pudiéramos suplicarte, glorificarte y alabarte.
¡Dios mío! Se para tu walî, Al Huyyat Ibn Al-Hasan, que Tus bendiciones con él y sus padres,
en esta hora y en toda hora, Protector, Defensor, Guía, Auxiliador, Orientador, y Guardia,
hasta que le hagas habitar en Tu tierra siendo obedecido y le hagas disfrutar en ella largamente.
¡Dios nuestro! Te pido el resguardo el día que no beneficien bienes ni prole alguna, salvo a aquél que alcance al Señor con un corazón sano.
Y te pido el resguardo el día que el opresor se muerda las manos,
diciendo: “;Ojalá hubiera adoptado la vía recta junto al Enviado!”
Te pido el resguardo el día que los pecadores sean reconocidos por sus aspectos y sean asidos por los copetes y los pies (para ser arrojados al infierno)...
La Paz sea contigo, ¡oh Aba Abdul·lah! y sobre las almas que se han situado en tu explanada. De mi parte, que contigo sea la Paz de Dios eternamente, en tanto yo permanezca y permanezcan la noche y el día. Que Dios  no disponga que ésta sea la última vez que proceda a visitarte.
La Pazsea sobre Husain, sobre ‘Ali hijo de Husain, sobre los hijos de Husain, y sobre los compañeros de Husain…
¡Dios mío! ¡Agráciame con la intercesión de Husain en el Día del ingreso (al gran campo del día de la Resurrección)! Y afianza para mí rectos pasos junto ante Ti junto a Husain y los compañeros de Husain, quienes han sacrificado su última gota de sangre por Husain, sobre él sea la Paz.
¡Oh, Aquel cuyo recuerdo es un honor para los que recuerdan! ¡Oh, Aquel cuyo agradecimiento es un triunfo para los que agra­decen! ¡Oh, Aquel cuya obediencia es una salvación para los obedientes! Bendice a Muhammad y a su familia, y desocupa nuestros corazones de todo otro recuerdo, a través de Tu re­cuerdo, a nuestras lenguas de todo otro agradecimiento, a tra­vés del agradecimiento a Ti, y a nuestros miembros de toda otra obediencia, a través de la obediencia a Ti.
1. ¡Oh, Dios! Tres cuestiones me impiden pedir ante Ti, mientras que una me impulsa a hacerlo.
2. Me impiden pedirte: un mandato que Tú has sentenciado, de cuya obediencia me he atrasado siendo; una prohibición que Tú me has vedado hacia la cual yo me dirigí rápidamente; una merced que Tú me has agraciado, de cuyo agradecimiento he sido desatento.
3. Me impulsa a pedirte, el favor que Tú tienes para con quien se dirige hacia Ti y va hacia Ti pensando en Ti con buena inten­ción (creyendo firmemente que Tú no rechazas a nadie). Por­que todas Tus bondades proceden de Tu favor y todas Tus mercedes no necesitan requisitos previos para ser otorgadas...
1. ¡Oh, Dios! Nos refugiamos en Ti de la incitación del demonio, maldito rechazado, de su astucia y de sus acechanzas, de con­fiar en sus falsos deseos arrojados sobre nuestros corazones, de sus promesas, engaños y estafas.
2. Nos refugiamos en Ti de aquel que anhela desviarnos de Tu obediencia y avergonzarnos a través de Tu desobediencia; o que engalana ante nosotros lo que nos parece lindo, o que nos muestra como detestable lo que nos resulta detestable y pesado (refúgianos en Ti de todas estas cosas).
3. ¡Oh, Dios! Apártalo de nosotros a través de Tu adoración, de­rríbalo a través del esfuerzo en el camino de Tu amor y estable­ce entre nosotros y él un velo que no pueda cortar y un dique fuerte que no pueda arruinar.
4. ¡Oh, Dios! Bendice a Muhammad y a su familia, y aleja al de­monio de nosotros, ocupándolo con algunos de Tus enemigos; presérvanos de él a tavés de Tu protección; repele su engaño de nosotros; hazlo huir de nuestra presencia y evita su presencia a nuesrtro alrededor...

Pages