La fe (Imán)

Ayatollah Bahonar- La fe (Imán).jpg

Mientras el último tipo de imán también tiene algún tipo de valor en la vida humana, no pueden ser pasados por alto sus malos efectos. Dejamos la discusión de los pro y contra de este tipo de imán para otra ocasión. Aquí se puede decir que el Corán no considera suficiente este imán para la prosperidad del género humano, incluso respecto a la fe en Dios. Decenas de versículos del Corán dicen expresamente que la salvación humana depende del imán acompañado por aquellas acciones del caso y proporcionadas al objetivo.

Los niveles (posiciones) y estaciones místicas (estados espirituales permanentes)

Los niveles (posiciones) y estaciones místicas-estados espirituales.jpg

Los místicos, creen que, para poder llegar al grado de la verdadera gnosis, deben transitar una serie de niveles y estaciones, que deben ser reflejadas en la práctica y si no se las atraviesa sería imposible alcanzar dicho grado. La gnosis tiene una faceta en común con la teosofía (hekmate elahî), mientras que en muchas otras facetas difiere de ésta. La faceta en la cual ambas concuerdan, es que el objetivo de estas dos es conocer a Dios. El punto donde difieren, es que la teosofía no está dedicada exclusivamente al conocimiento de Dios, sino que su objetivo es conocer el orden de la existencia tal cual es.

Las diferencias entre el hombre y la mujer

islamic Article image

La idea de la diferencia entre el hombre y la mujer corresponde a la Edad Media; La cuestión de los derechos de la mujer presentados en mutua oposición por Platón y Aristóteles; Determinando la innata diferencia entre el hombre y la mujer la ley de la creación ha hecho su unión más fuerte; El hombre es creado como conquistador del mundo y la mujer como conquistadora del hombre; Los occidentales sufren de una amenaza sobre ellos como resultado de esas cosas con las que sus imitadores (orientales) se han emborrachado recientemente…

El hombre de nuestra era

El hombre de nuestra era- Ayatollah Beheshti.jog

...El materialismo y la preocupación excesiva por las cuestiones económi­cas lo han convertido en una máquina. Está siempre ocupado en la ob­tención de sus medios de vida o en encontrar los medios para llevar una vida cada vez más lujosa. Esta situación está tan ampliamente ex­pandida que la vida de la mayoría de los hombres de nuestra época está casi desprovista de otros contenidos valiosos. Hubo un momento en que el hombre daba mayor valor a su li­bertad, e incluso sacrificaba su vida en función de ella. Ahora se ha vuel­to un esclavo de la producción y el consumo, renunciando a su amor a la libertad en el altar de la nueva deidad...

Las obras del filósofo musulmán Mul.la Sadra, el precursor de la Filosofía Trascendental

Las obras del filósofo musulmán Mul.la Sadra.jpg

Mul.la Sadra fue un escritor prolífero. Él no escribió durante el tiempo de reclusión y ascetismo, mas después de eso, se dedicó continuamente a la enseñanza y preparación de los estudiantes de filosofía, que venían de todo Irán. Con todo, siempre que estaba de viaje o en su casa, aprovechaba todas las ocasiones para escribir sus libros y tratados filosóficos. Así, produjo una variada, útil y referencial colección de escritos filosóficos en diferentes formas y siguiendo diferentes propósitos.

Algunas de sus obras son libros de textos, apropiados para la adquisición de conocimientos preliminares o complementarios sobre filosofía y gnosis, como base de su escuela de pensamiento la Filosofía Transcendente. Una parte de esas obras son explicaciones y demostraciones de sus teorías, en cuanto a sus otros libros tratan de la ética y la moral humana.

Él dedicó parte importante de sus trabajos a la interpretación del Corán, antes de su muerte no había terminado de realizar un comentario filosófico y gnóstico del Corán en su totalidad, lo que él escribió sobre el tema fueron ciertas características que vuelven su trabajo singular en ese género de interpretación.

Pensamientos de la condición humana hoy

Pensamientos de la condición humana hoy.jpg

El gran filósofo iraní Husein Nasr es heredero de la rica tradición metafísica de Irán donde confluyen grandes espíritus como Sorawardi, Mirdamad, Rumí o Mulla Sadra. También Nass es un profundo estudioso de la filosofía occidental y de sus corrientes ontológicas. Este texto es un análisis de este gran pensador sobre las Ciencias Sagradas y la metafíca tradicional, hoy olvidada en occidente y suplantada por las corrientes materialistas, neopositivistas y pragmáticas.

Los símbolos y los signos en los sueños (Parte I)

iLos símbolos y los signos en los sueños.jpg

El hombre siempre se ha interrogado por la simbología que despliega el mundo de los sueños.Todas las culturas de un modo un otro han desarrollado modos para la interpretacción del mundo onírico que van  desde las prácticas chamánicas y los óraculos hasta el psicoanálisis occidental .Mucha literatura se le ha dedicado a esta enigmática dimensión humana y mucha se ha interesado en clasificar los símbolos recurrentes en los sueños. Este es el caso del siguiente texto que desde la perspectiva islámica nos adentra en una hermenéutica de los sueños.

El Hiyab; una cuestión innata, histórica y de las religiones

El Hiyab, una cuestión innata, histórica y religiosa.jpg

El significado lingüístico del vocablo Hiÿâb; El significado etimológico del vocablo Hiÿâb; La posición del hiÿâb en la naturaleza innata del ser humano; La vestimenta, un regalo divino; El hiyab en las legislaciones divinas; El Hiÿâb en la legislación judía; El Hiÿâb en el cristianismo; La práctica de las mujeres cristianas; El Hiÿâb en la legislación islámica; La situación del Hiÿâb antes del Islam; El Hiyab en el Corán; Explicación de cuatro razones para el Hiÿâb; 1. Tranquilidad síquica; 2. La firmeza y consolidación del vínculo matrimonial y familiar; 3. Estabilidad de la sociedad; 4. Valor y respeto por la mujer; Algunas normas islámicas en cuanto al Hiÿâb; 1. Prohibición de la mirada ilícita; 2. Prohibición de maquillarse y perfumarse para salir a la calle (por supuesto, en caso de que el hombre pueda percibir el aroma de la mujer); 3. Evitar la mezcolanza entre hombres y mujeres; 4. Prohibición de darse la mano entre hombres y mujeres; 5. Evitar actuar en forma semejante los hombres y mujeres, con el fin de que se proteja su dignidad; 6. Honestidad y continencia con relación a las mujeres de los demás; 7. Celos del hombre en cuanto a su familia y su deber de protegerla y orientarla; 8. Las narraciones en cuanto al castigo en el Día del Juicio Final establecido para quienes no acatan el hiÿâb o no lo acatan debidamente...

Filosofía islámica; reorientación o recomprensión

FILOSOFÍA ISLÁMICA; REORIENTACIÓN O RECOMPRENSIÓN.jpg

Uno de los rasgos que caracterizan al hombre moderno es que siempre quiere reformarlo todo, desde las instituciones sociales y económicas hasta las tradiciones filosóficas y religiosas, pero raramente está dispuesto a reformarse a sí mismo. Sin poner en orden su casa interior, trata de ordenar y dar forma al mundo que lo rodea. Esta persistente actitud, que se manifiesta hoy en día en casi todos los aspectos de la vida, se basa en último término en el supuesto -adoptado consciente o inconscientemente- de que el hombre tal como es hoy no es básicamente imperfecto; antes bien, las instituciones y tradiciones que perennemente han guiado y nutrido al hombre en su vida terrena son imperfectas, porque ya no se adecuan a la naturaleza del hombre moderno.

Depuración del Alma y Viaje Espiritual en los dichos del Imam Jomeini

Depuración del Alma y Viaje Espiritual en los dichos del Imam Jomeini.jpg

Debemos saber que si el hombre es negligente de sí mismo y no se empeña en corregir y depurar su alma, abandonándola a su suerte, cada día, incluso cada hora, se incrementarán cortinas sobre ella y luego de cada velo, otro velo, hasta al punto que la luz de la esencia humana se apagará y extinguirá totalmente.

¿Acaso no llegó el momento de que nos empeñemos en corregir nuestra alma y demos pasos para curar los males de la misma? Desperdiciamos el capital de la juventud gratuitamente, y por medio del engaño del alma y Satanás, dejamos pasar la juventud, con la cual deberíamos haber preparado la felicidad de los dos mundos. Tampoco ahora nos empeñamos en corregirla para no perder también el capital de la vida y evitar ser transportados de este mundo con una total perdición y una completa desgracia...

Pages