Súplica del Imam Zainul ‘Abidin (a.s.) para un asunto complicado

Súplica del Imam Zainul ‘Abidin (a.s.) para un asunto complicado

 

Dijo el Imam Zain Al-‘Abidin (a.s.): “El día que mi padre fue martirizado me abrazó mientras que la sangre de sus heridas se derramaba y me dijo: “Hijo mío, retén en tu memoria esta súplica que me enseñó Fátima (a.s.) y que a su vez ella había aprendido del Enviado de Dios (s.a.w.) y a su vez le fue enseñada por el Arcángel Gabriel diciéndole, que la recitara en momentos de muchas necesidades, tristezas, aflicciones y grandes calamidades”.

 

بِحَقِّ يس وَالْقُرْآنِ الْحَكيمِ وَ بِحَقِّ طه وَ الْقُرْآنِ الْعَظيمِ ،

bi haqqi iâ-sîn, wa-l qur’âni-l hakîmi, wa bi haqqi tâ-hâ wa-l qur’âni-l ‘adzîmi,

“Por iâsîn*, y por el Corán Prudente” y por tâhâ*: y por el Corán Majestuoso

يا مَنْ يَقْدِرُ عَلى حَوآئِجِ السّآئِلينَ ،

iâ maî iaqtadiru ‘alâ hawâ’iÿa-s sâ’ilîna,

¡Oh, Quien es capaz de satisfacer las necesidades de los solicitantes!

يا مَنْ يَعْلَمُ ما في الضَّميرِ يا مُنَفِّساً عَنِ الْمَكْرُوبينَ ،

iâ maî ia‘lamu mâ fî-d damîri, iâ munaffisan ‘ani-l makrûbina,

¡Oh, Quien conoce lo que hay en el interior (de las criaturas)! ¡Oh, Quien alienta a los afligidos!

يا مُفَرِّجاً عَنِ الْمَغْمُومينَ ، يا راحِمَ الشَّيْخِ الْكَبيرِ،

iâ mufarriÿan ‘ani-l magmûmîna, iâ râhima-sh shaiji-l kabîri,

¡Oh, Quien alivia a los entristecidos! ¡Oh, Misericordioso con los ancianos!

يا رازِقَ الطِّفْلِ الصَّغيرِ، يا مَنْ لايَحْتاجُ اِلَى التَّفْسيرِ ،

iâ râziqa-t tifli-s saguîri, iâ mal lâ iahtâÿu ilâ-t tafsîri,

¡Oh, Sustentador de los niños pequeños! ¡Oh, Quien no necesita de explicación alguna (de aquello que necesitan Tus siervos),

صَلِّ عَلى مُحَمَّدٍ وَ آلِ مُحَمَّدٍ ، وَافْعَلْ بي كَذا و كَذا

sal·li ‘alâ muhammadiw waf‘al bî (kadhâ wa kadhâ)

bendice a Muhammad y a su descendencia. y Haz para mí...(suplicar lo que uno desea. Plantear las necesidades).

 

* iâsîn y tâhâ:, son algunas de las letras aisladas que aparecen en el Corán, cuyo significado tiene varias interpretaciones, entre ellas, que son secretos entre Dios y su Profeta. También son unos de los nombres del Profeta (s.a.w.).

 

Fuente: Las Llaves del Paraíso (Súplicas, Letanías y Salutaciones) (Selección de Mafâtîh Al-Ÿinân), Editorial Elhame Shargh

www.islamoriente.com