“El Islam verdadero es paz, es amor, es misericordia, no promueve la violencia, ni el odio, ni la intolerancia”

“El Islam verdadero es paz, es amor, es misericordia, el Islam verdadero no promueve la violencia, ni el odio, ni la intolerancia”
 
(Entrevista al Profesor Teólogo Católico Jesuita, Miembro de la Sociedad Calixtina hace 17 años en Bolivia, Gualberto Torrico, sobre la percepción del catolicismo respecto al Islam)
 
Sdenka Saavedra Alfaro[1]
 
Fomentar la tolerancia, la comprensión y el respeto son las bases fundamentales para la convivencia humana y es que las sociedades son cada vez más diversas, pues la diversidad de religiones, culturas, lenguas y etnias no deben ser motivo de conflicto sino una riqueza valorada por todos; ya que la tolerancia es la capacidad de escuchar y aceptar la diversidad de opinión, social, étnica, cultural y religiosa.
“Divide y vencerás” es el lema de la arrogancia imperialista y sionista con sus aliados que están provocando hoy cada vez más violencia, desplazamientos forzados, hambruna, miseria, exclusión y muerte de miles de personas, porque la injusticia, la discriminación y la marginalización son formas comunes de intolerancia y más aún cuando de pretexto está la intolerancia religiosa.
En aras de ello se hace necesario incentivar el diálogo interreligioso, que sobre la base de la tolerancia, el respeto hacia nuestros semejantes, se puede lograr la paz, y la unidad  para luchar en pro de los más débiles que ahora son los refugiados, los inmigrantes, los pobres, porque estamos viendo que el futuro de todos depende también del encuentro entre religiones y culturas, porque hoy la religión no es un problema sino parte de la solución para que disminuya la discriminación, la injusticia, el racismo, para integrar naciones y así poder unirnos en la diversidad en este mundo de hostilidad.
En ese sentido la presente entrevista al Jesuita Gualberto Torrico desmitifica la visión que se tiene (por culpa de los mass media) del Islam en Occidente, manifestando “que tanto el Islam como el catolicismo tienen un solo padre, que es Dios, que es Allah, y que por lo tanto el Islam promueve la tolerancia, la igualdad, la paz” pues “El Islam verdadero es paz, es amor, es misericordia, es sabiduría, el Islam verdadero no promueve la violencia, ni el odio, ni la intolerancia, el Islam verdadero promueve los valores morales firmemente (…), ellos (los musulmanes) no vienen armados, con bombas, vienen con palabras de respeto a Dios (…). Es un discurso de amor, de cariño, de respeto, de oración, de encontrar y decir que tenemos un solo padre, que es el padre que nosotros lo conocemos como el padre amado, es Dios, o Allah, el Misericordioso, ese Dios de amor; por lo tanto, el Islam no promueve la intolerancia, promueve la tolerancia, no promueve la discriminación, promueve la igualdad, no promueve el sometimiento a la mujer”[2].
Estamos convencidos que ejemplos como el Prof. Torrico[3] son una muestra sincera de amor a la hermandad, a la confraternidad, al respeto y a la convivencia pacífica de los seres humanos en esta etapa de nuestra existencia, la cual sin duda es y será la base de la paz en el mundo, este mundo el cual hoy está tan compenetrado en el materialismo; así como alejado de las dimensiones espirituales haciendo que el hombre sea solo un animal no pensante, solo una fiera salvaje e irracional movido por el deseo y el instinto.
Sdenka Saavedra (S.S.): ¿Cuál es la percepción del catolicismo sobre el Islam?
Gualberto Torrico (G.T.) : A partir del Concilio Vaticano II esta percepción cambió mucho, sobre el ecumenismo, es decir el diálogo con las religiones cristinas y también un diálogo interreligioso que es tan necesario; más aún en un mundo tan diverso, el Concilio Vaticano II cambió esta percepción especialmente con las religiones no cristianas, con quienes incluso tuvimos algunas diferencias; diferencias que incluso llegaron a situaciones de violencia; pero en la década de los 60, se intensifica un diálogo y un acercamiento con otras religiones; éste es un diálogo de paz, de justicia universal, hoy en día también existen movimientos, círculos ecuménicos, interreligiosos, que trabajan en respeto y tolerancia y que se van pronunciando en diferentes temáticas especialmente religiosas; por tanto el acercamiento y respeto hacia las otras religiones existe, especialmente con nuestros hermanos que son judíos y musulmanes.
S.S.: ¿Cuál es su postura sobre el Islam y los musulmanes?
G.T. : Como profesor de religión católica, en un colegio jesuita busco que mis estudiantes tengan una visión correcta y respetuosa del Islam y nuestros hermanos musulmanes; por ello mi tarea durante este tiempo fue investigar sobre las religiones, su origen, fundadores, lugares, doctrinas y costumbres, situaciones que les fueron a los alumnos apasionadas, y que dio motivo a que se hagan encuentros, se realicen ferias interreligiosas, foros debates con invitados especiales, hemos invitado a nuestros amigos judíos, e igualmente nuestros hermanos musulmanes; quienes dieron una visión de lo que es el Islam y una visión específica sobre alguna temática. Es un mundo fascinante el investigar y encontré que existen similitudes, coincidencias en cuanto a ideales y principios en todas las religiones y es esto lo que te motiva acercarte y dialogar; un diálogo sincero y respetuoso con musulmanes y judíos especialmente.
S.S.: ¿El desconocimiento del Islam lleva al miedo?
G.T. : Sin duda cuando una persona desconoce de algo, no solamente de una religión; sino de algo en concreto por supuesto esto lleva al miedo y en la actualidad, existe mucho desconocimiento sobre la religión musulmana; se conoce muy poco y lo poco que se conoce se utiliza por los medios escritos, orales, audiovisuales y en las redes de una manera desconsiderada, porque se dan criterios sin conocer y se utiliza justamente este desconocimiento para que la gente empiece a tener una visión errada, de miedo, temerosa, equivocada de los que es el Islam, los medios de comunicación han ayudado a que se tergiverse lo que es el verdadero Islam y han hecho de que la gente en vez de verlos como hermanos y aprender de ellos, la gente haya tenido miedo, rechazo y hasta odio hacia los hermanos musulmanes y digo esto porque las situaciones de violencia que nadie acepta en España, en Inglaterra, en Francia y que fueron motivo de tanta cobertura por los medios hicieron que la gente rechace y sea temerosa ante cualquier situación vinculada del Islam; es por eso el deber no solamente de un cristiano, un católico, un judío, de un musulmán mostrar su verdadera religión y así no se tergiverse ninguna de las religiones, pues así también existe en países musulmanes situaciones que muestran que el catolicismo en Bolivia por decir es borrachera, fanatismo, idolatría y otros aspectos negativos; por lo tanto, cuando se desconoce una situación, una religión llevan a sentimientos, reacciones de miedo, de rechazo, de odio, de intolerancia. Es un deber de los cristianos, judíos, musulmanes investigar más saber sobre todas las religiones, y cuando sepamos el mensaje de cada religión estaremos en paz y diremos esta religión busca esto, promueve esto y lucha por esto; me quedo con las palabras de Jesús que decía: “Y la verdad nos hará libres”.
S.S.: ¿Cree que el Islam promueve la violencia?
G.T. : Recuerdo la anterior respuesta, por supuesto que no, el Islam verdadero es paz, es amor, es misericordia, el Islam verdadero no promueve la violencia, ni el odio, ni la intolerancia, el Islam verdadero promueve los valores morales firmemente; pero debemos mostrar a la gente que éste es el verdadero Islam, que no es el de los movimientos fundamentalistas, fanáticos, errados, intolerantes, que los medios muestran tan afanosamente, si nosotros pensamos que esto es así, estamos totalmente equivocados; pero vemos que en un país donde existe mayoría de musulmanes, se vive el verdadero Islam, sin tergiversaciones, sin situaciones que tergiversen las palabras del Profeta, al Corán, sus costumbres y tradiciones. El falso Islam para mí ese Islam busca el terrorismo, la destrucción, el odio, es una visión falsa del Islam. Alguien decía que sólo vemos al árbol; pero no vemos el bosque y el Islam es un bosque hermoso, un bosque que quiere el amor, la verdad, la, la misericordia, conociendo a nuestros hermanos musulmanes veo que son los mismos ideales de Jesús, de los Profetas.
S.S.: ¿El Islam promueve la intolerancia, discriminación sometimiento a la mujer, la guerra mediática presente en los medios de comunicación social contra el Islam?
G.T.: El Islam no promueve ningún tipo de intolerancia, discriminación, sometimiento a la “Mujer” o guerra, el Islam es una religión de paz, de amor, los medios han mostrado imágenes de musulmanes con bombas y una visión tergiversada, miope, equivocada y de odio hacia los musulmanes verdaderos. El Islam que yo he conocido con ustedes, es un Islam que me ha gustado mucho por el trato que tienen hacia la mujer, la mujer hacia el hombre, que no es una mujer sometida, una mujer humillada, una mujer que solo va atrás del hombre como se ven en los medios, no es eso, el Islam es verdad. Veo que existe gente que trata a su mujer musulmana con más respeto que el que nosotros los católicos, los Occidentales tratamos a nuestras esposas. Veo que la mujer musulmana no es una mujer que se exhibe, no es una mujer que está expuesta; pues la belleza de la mujer musulmana no se comercializa, que la mujer musulmana no necesita seducir al hombre con su figura, no necesita sexualizar su cuerpo, no necesita tentar al hombre para que éste pueda ser agarrado. La mujer musulmana es una mujer de trabajo, de casa, de hogar, de familia, de sociedad, que ríe, que habla, que come, que tiene familia, que tiene sus hijos, es una mujer que se divierte; por lo tanto, para mí no hay ese sometimiento; sino una visión de respeto hacia la mujer. Intolerancia por supuesto que no; ellos me han invitado, hemos estado en su espacio, ellos me han mostrado de cómo debe tratarse a una mujer, ellos no vienen armados, con bombas, vienen con palabras de respeto a Dios y esto es lo que ha sorprendido a los estudiantes, cuando vinieron nuestros amigos musulmanes al colegio. Es un discurso de amor, de cariño, de respeto, de oración, de encontrar y decir que tenemos un solo padre, que es el padre que nosotros lo conocemos como el padre amado, es Dios, o Allah, el Misericordioso, ese Dios de amor; por lo tanto, el Islam no promueve la intolerancia, promueve la tolerancia, no promueve la discriminación, promueve la igualdad, no promueve el sometimiento a la mujer.
S.S.: ¿Imagen y realidad de la mujer en Occidente?
G.T.: La mujer es el ser más hermoso que se manifiesta en la vida de nuestras madres, en la vida de nuestras hermanas, de nuestras hijas, de las personas que amamos. La imagen de la mujer en Occidente lamentablemente ha sido tergiversada, sólo hemos visto la mujer por fuera, es ese Eros del que habla el Papa Benedicto XVI, es ese Eros que se expresa en el cuerpo, en la parte física, en el rostro, en la silueta de la mujer, en la juventud; y no vemos más allá de la mujer, su mente, su espíritu, la complementariedad, y lo que aprendí con el Islam fue justamente todo lo contrario, me lo ha demostrado Sdenka, me ha enseñado su pequeña, las mujeres musulmanas tienen una vida normal, son mujeres que tiene una vida como las Occidentales; pero que están muy ligadas, muy entregadas a Dios y a su familia, a su esposo, a sus hijos, y a la sociedad, para esto no necesita mostrar su cuerpo, veo que la mujer musulmana es una mujer muy familiar, que trabaja es profesional, pero es de Dios.
S.S.: ¿Cuál es la visión del arrepentimiento y el perdón?; pues a diferencia del catolicismo en el Islam no se necesita de un intermediario, lo hace directamente a Dios.
G.T.: A diferencia del Islam el catolicismo necesita de un intermediario, un ministro, de un sacerdote que pueda confesar a las personas; es decir llevar adelante la parte de la Confesión, el Islam lo hace directamente a Dios, para el catolicismo es una visión más sacramentalizada, el sacerdote es una persona que busca una reconciliación. En el Islam se ve un poco más de conciencia para encontrarse en esta sintonía de arrepentimiento, el hombre musulmán creo que tiene más conocimiento de su religión; es decir yo he pecado, yo he cometido esta falta, para mí es haram, y algo que no debería hacerlo, para el católico sabemos que es pecado; pero necesitamos de esta persona, de este individuo que es el representante de Dios para que nos dé su perdón, es una cuestión más de formación.
S.S.: ¿Los musulmanes integran a las sociedades?
G.T.: Cada cultura, cada sociedad, cada religión tiene por su puesto sus costumbres, sus tradiciones, su cultura, su realidad, es por eso que, si una persona que va a vivir a un país, yo creo que, sin necesidad de desarraigarse, de olvidar su origen puede vivir en su sociedad, en esa nueva cultura siendo fiel a su origen, a su fe, a sus tradiciones. Por lo que yo he visto en este tiempo que he conocido a los hermanos musulmanes veo que los hermanos shiitas son muy accesibles, son muy respetuosos de la cultura boliviana que es tan diversa, y he visto que no son personas fanáticas, serradas a la cultura de nuestro país, más al contrario ellos han apreciado muchas de las cosas que ven en nuestro país, rechazando las cosas con las que ni ellos, ni nosotros los católicos estamos de acuerdo, no se puede ir en contra de una cultura, aislándose, negándola, los musulmanes veo que respetan nuestra bandera, respetan la cultura andina, respetan las tradiciones andinas, “La pachamama”, de ver a la tierra como la madre tierra, ver a esta diversidad, a esta pluralidad en una cultura, ellos respetan la cultura boliviana y no imponen sus costumbres ni tradiciones.
S.S.: ¿Qué opina usted de este diálogo interreligioso entre católicos y musulmanes para promover una interacción social?
G.T.: No se puede pensar hoy en día en una sociedad mono cultural, mona religiosa, es imposible. La religión, las culturas, el mundo es diverso, hay miles de culturas, miles de costumbres, ya no podemos pensar si este país es civilizado o incivilizado, las culturas tienen cosas negativas, muchas positivas, muchas de las cuales podemos aprender, yo veo que el Islam junto al catolicismo puede vivir en paz, pueden vivir en armonía, en comunión e incluso yo diría hasta en complementariedad, cuantas cosas he aprendido de ustedes hermanos musulmanes, cuantas cosas ustedes me han enseñado, con su respeto, con su cariño, con su amor y espero que también ustedes puedan aprender un poco de lo que es el cristianismo y se puede pensar en que algún día, cristianos, judíos, musulmanes, budistas y todos tengamos no sólo un diálogo, no solo palabras, sino acciones concretas que se reflejen especialmente en los más pobres, que exista una unidad en todas las religiones, promoviendo espacios de acción, nosotros como colegio jesuita estamos muy abiertos compartir, a poder aprender muchas de las costumbres positivas siempre en concordancia con lo que nosotros también enseñamos agradezco a todos los que vienen sean judíos y musulmanes, que no tienen una actitud de proselitismo, de convertir a la fuerza al Islam a una persona, ellos nos hablan nos cuentan nos hacen soñar, nos escriben nuestros nombres en árabe, nos hacen sentir el Islam, con sus costumbres; entonces tú te das dando cuenta que sí se puede compartir una mesa, un café, que sí podemos soñar con un mundo mejor, el diálogo es importante, el respeto es fundamental porque si se lo pierde se pierde todo.
S.S.: ¿Qué opina sobre este documento constitutivo de la Iglesia católica en latín Nomin Yentun y que significa luz de las gentes, luz de las naciones?
G.T.: Este documento habla sobre la adoración a un solo Dios, tanto de musulmanes y de católicos que es ese Dios es amor, el Dios Misericordioso “Dios es uno”, el Dios de Abraham, ese Dios que se revela en el mundo, ese Dios que se revela a Jesús, ese Dios del Profeta Muhammad, ese Dios de justicia, es ese Dios de paz. Nomin Yentun es ese documento constitutivo, es uno de los pilares fundamentales de lo que es la Iglesia católica, que nos habla sobre la Iglesia además su visión, su misión en este mundo, su fe, su esencia, porque hace referencia a que existe un solo Dios, que es el mismo Dios de los musulmanes, de los católicos, es una prueba más de que sí se pude avanzar en un diálogo en un camino donde están todos caminando agarrados de la mano por la misma dirección.
S.S.: ¿Qué mensaje puede darnos un profesor teólogo católico jesuita al mundo?
G.T. : El mensaje que puedo yo brindar es un mensaje de respeto, cariño, cercanía, sinceridad, buscar un mundo mejor , un mundo sin estas violencias, sin estas tristes noticias de guerras, de muertes, de actos de terror, donde te sientas libre de ser católico o musulmán, donde te sientes libre de estar en Bolivia, Irak, Irán, Estados Unidos, Siria , o donde sea, donde tu religión te haga ser mejor persona, una persona de paz, una persona con valores, que te haga ser mejor papá, un mejor hermano, un mejor miembro de esta sociedad, un apersona que no rechace, que no sea intolerante, que no imponga. Yo he aprendido mucho de ustedes hermanos musulmanes, y he valorado muchas de las cosas que ustedes me han enseñado, que se puede hablar, que se pude encontrar una razón diferente en ese mundo para ser feliz, una razón que nos haga entender que, siendo católico, siendo musulmán, siendo judío, sí podemos convivir, sí podemos cohabitar, sí podemos ser felices, sin enmarcar nuestros territorios, sin cerras nuestras fronteras, unidos en la diversidad, diversos pero unidos.
S.S.: La visión del Papa Francisco sobre los musulmanes
G.T. : El santo Papa Francisco tiene una visión de mundo de respeto hacia los musulmanes, y también hacia los judíos, esta visión viene de los jesuitas, ellos son personas que nos han inculcado y nos hacen entender un mundo con respeto, con tolerancia es posible, que ya no estamos ya para convivir en un mundo de rechazo, de violencia, no podemos pensar en un mundo así, el santo papa yo sé que ha escrito encíclicas y que tiene muchos amigos que son musulmanes, los que lo respetan, de él hemos aprendido mucho por su sencillez, por su entrega, por su diálogo sincero, no es una situación política o de prestigio, él ha rezado en una mezquita, también en una sinagoga, con esto estamos comprobando que si la cabeza, la figura máxima de la iglesia católica lo hace, nosotros que somos sus miembros también debemos tener esa actitud, él ha defendido al Islam, señaló que el Islam   verdadero no promueve el terrorismo, el Islam es paz, amor, sabiduría.
 
Todos derechos reservados.
Se permite copiar citando la referencia.
Fundación Cultural Oriente

[1] Escritora, Periodista, Profesora e Investigadora Boliviana, miembro de la Asociación de Investigadores en Comunicación y Educación para el Desarrollo (AICED) La Paz-Bolivia.
[2] Palabras textuales del Profesor Católico Jesuita, Gualberto Torrico en la entrevista sobre su visión del islam.
[3] Gualberto Torrico, Profesor, Licenciado en Teología, Egresado de la carrera de pedagogía, Bachiller en filosofía; Miembro de la Sociedad Calixtina desde hace 17 años en Bolivia.
Gualberto Torrico, El Islam verdadero es paz, es amor, es misericordia, no promueve la violencia, ni el odio.jpg
Bajar el archivo PDF: 
Tema: