La falsa panacea sobre la implicación de Irán en el atentado de la AMIA

La falsa panacea sobre la implicación de Irán en el atentado de la AMIA
Sdenka Saavedra Alfaro[1]
 
Después de 23 años del atentado a la AMIA, el ataque terrorista con coche bomba​ que sufrió la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA) en Buenos Aires el lunes 18 de julio de 1994[2], donde se dejó un saldo de 85 personas muertas y 300 heridas[3], continúan las acusaciones en contra la República Islámica de Irán, una prueba de ello y dada la coincidencia tan manifiesta es la visita que tuvo el primer ministro israelí Benjamín Netanyahu a la Argentina, el 17 de septiembre de esta gestión respectivamente, donde en su encuentro con Macri, proclamó que Irán ordenó ambos atentados y que “los ejecutaron a través de Hezbollah”[4], imputaciones que EE.UU.[5], ya las había realizado, al igual que el propio gobierno de la Argentina[6].
“Sigue en esto una línea invariable que no se ha modificado con los sucesivos cambios de gobierno en Israel. A las pocas horas de producido el atentado contra la DAIA, el gobierno del primer ministro israelí Yitzhak Rabin propuso al gobierno argentino de Carlos Menem coordinar una interpretación unificada de lo sucedido, que conviniera a los intereses políticos de ambas administraciones. Por distintas razones, ninguno quería que se implicara a Siria en el atentado. Para ello envió al ex embajador en Buenos Aires durante los últimos años de la dictadura, Dov Schmorak, a quien investigadores israelíes acusan de haber gestionado la venta de equipamiento represivo para la Junta Militar argentina. Luego de reunirse con Menem, Schmorak señaló que “el número uno en la lista de sospechados es Irán” y como ejecutor mencionó a Hezbollah. Desde entonces, lo único que no importó fue la investigación de la verdad. Sólo vale señalar a Irán, tarea en la que descolló Nisman”[7].
“En 2003, después de 9 años de investigación, la justicia argentina acusó formalmente al gobierno iraní de planificar el atentado y al Hezbollah de ejecutarlo, imputando a ocho funcionarios iraníes y un ciudadano libanés de ser los autores, contra los que ordenó alertas rojas de captura de la Interpol que fueron aprobadas. ​Según la investigación del juez Galeano, Argentina fue elegida como blanco del ataque tras la decisión del gobierno argentino de suspender un acuerdo de transferencia de tecnología nuclear a Irán”[8].
Pese a que en la supuesta investigación y hasta la fecha no se ha encontrado ninguna prueba sobre las implicaciones y acusaciones que se le han vertido a la República Islámica de Irán, pues hasta el momento todavía no existe una persona condenada o encarcelada, se continúa emanando tanto odio en su contra, asimismo otra prueba de ello está en que el actual Presidente de los Estados Unidos, Donald Trump ha rechazado certificar el acatamiento de Irán al pacto nuclear Teherán-Grupo 5+1, pese a que el país persa ha cumplido con sus obligaciones[9], comprobamos con esto que existe mucha coincidencia con estos hechos sucesivos en su contra, y en ese sentido acertamos con lo señalado por Patrick Cockburn[10], autor del artículo ‘La única persona que pierde con la negativa de Estados Unidos a certificar el acuerdo con Irán es Trump’
“Esta demonización de Irán como la siniestra mano oculta en Oriente Medio es tan engañosa y simple como las opiniones de Trump sobre el acuerdo de armas nucleares. Gran parte de lo que él y su Administración dice es una regurgitación de las propagandas saudí e israelí que ni siquiera se creen en Riad y Tel Aviv”[11].
Con esto estamos comprobando que nuevamente estamos ante un complot sionista e imperialista, desde ya hace muchos años atrás; pero esta vez están en juego muchos países, los que conforman el Grupo 5+1, (EE.UU., el Reino Unido, Francia, Rusia y China, más Alemania), y el resto; y en palabras de Rohani, Presidente de Irán, las medidas de EEUU contra el pacto nuclear minan la paz global del mundo[12].
Y sobre el caso de la AMIA, debemos recordar que ya en el año 2008 el periodista estadounidense Gareth Porter[13] realizó una amplia investigación sobre el atentado, entrevistando entre otros a los agentes del FBI de la embajada de Estados Unidos que asistieron a la Argentina en la investigación, concluyendo que nunca se encontró evidencia que implicara a Irán.
“Luego de pasar varios meses entrevistando funcionarios de la embajada de Estados Unidos en Buenos Aires familiarizados con la investigación argentina, la cabeza del equipo del FBI que asistió la investigación y al investigador argentino independiente con mayor conocimiento del caso, encontré que nunca se encontró ninguna evidencia real que implicara a Irán en el bombardeo. Basado en estas entrevistas y en los registros documentales de la investigación, es imposible eludir la conclusión de que el caso contra Irán sobre el bombardeo de la AMIA provino desde un principio de la enemistad de Estados Unidos contra Irán, no del deseo de encontrar a los perpetradores reales”[14].
Y también recordar que la embajada norteamericana en Buenos Aires presionó para que el fiscal Alberto Nisman[15] no investigara a Menem[16], Galeano, Anzorreguy y otros amigos por desviar la causa AMIA, las fuentes dentro de la DAIA, la obsesión por culpar a Irán, así lo testifican los cables emitidos por la Embajada de Estados Unidos en Buenos Aires y filtrados por WikiLeaks [17]al periódico Página/12, los que revelan que Washington presionó a lo largo de varios años para que no se siguiera adelante con la investigación contra Carlos Menem, el ex juez Juan José Galeano, el comisario Jorge “Fino” Palacios y otros funcionarios por haber frenado y desviado la investigación del atentado a la AMIA.
“Los oficiales (norteamericanos) de nuestra Oficina Legal le han recomendado al fiscal Alberto Nisman que se concentre en los que perpetraron el atentado y no en quienes desviaron la investigación”, se sostiene en un cable del 22 de marzo de 2008 que hoy da a conocer este diario”[18].
Sin duda alguna nos encontramos nuevamente en una campaña donde el imperialismo y el sionismo intentan manchar a Irán como el principal patrocinador global del terrorismo, como lo señalamos con anterioridad, de hecho, la manipulación del atentado argentino por parte de la Administración Bush, se encuadra perfectamente con su costumbre de larga data en el uso de evidencia distorsionada y manufacturada para construir causas en contra de sus enemigos geopolíticos, de hecho ya lo señaló Porter el 2011 en “El montaje AMIA-Irán”[19], la insistencia de los Estados Unidos de adjudicarle el crimen a Irán para poder aislar a Teherán, a pesar de que no hubiera evidencia para apoyar tal acusación, es la definición perfecta de la creación cínica de una acusación al servicio de los intereses del poder.
Todos derechos reservados.
Se permite copiar citando la referencia.
Fundación Cultural Oriente

[1] Escritora, Periodista, Profesora e Investigadora Boliviana, miembro de la Asociación de Investigadores en Comunicación y Educación para el Desarrollo (AICED) La Paz-Bolivia.
[2] El lunes 18 de julio de 1994 a las 9:53, una bomba estalló en la sede de la Asociación de Mutuales Israelitas Argentinas (AMIA), ubicada en la calle Pasteur 633, en pleno barrio Once de la Ciudad de Buenos Aires, demoliendo el edificio y dañando seriamente los inmuebles cercanos, causando la muerte de 85 personas y más de 300 heridos. El atentado sacudió a la sociedad argentina y especialmente a la de Buenos Aires. Miles de personas se acercaron al lugar para colaborar con las tareas de rescate, tanto de las víctimas, como de libros, documentos y esculturas que constituían una parte importante de la memoria de la comunidad judía argentina. Leer más en: https://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-215975-2013-03-17.html
[4] www.pagina12.com “Los riesgosos acuerdos de Macri con Netanyahu”; (17 de septiembre de 2017).
[8] www.lanacion.com.ar “Acusan a Irán por el taque a la AMIA”; (26 de octubre de 2017).
[10] Patrick Oliver Cockburn (5 de marzo de 1950) es un periodista irlandés que ha estado trabajando en el Oriente Medio como corresponsal para el Financial Times y, desde 1991 para The Independent.
[13] Gareth Porter (nacido el 18 de junio de 1942) es un historiador, periodista de investigación, autor y analista de políticas estadounidense especializado en la política de seguridad nacional de EE. UU. Actuó como especialista en Vietnam y activista contra la guerra durante la guerra de Vietnam, sirviendo como jefe de la oficina de Saigon para Dispatch News Service International desde 1970-1971, y más tarde, como codirector del Centro de Recursos de Indochina. Ha escrito varios libros sobre el potencial para la resolución pacífica de conflictos en el sudeste asiático y el Medio Oriente.
[14] Gareth Porter, 2008
[15] Natalio Alberto Nisman (Buenos Aires, 5 de diciembre de 1963 (18 de enero de 2015) conocido como Alberto Nisman, fue un fiscal argentino que alcanzó notoriedad por tener a su cargo la causa del atentado contra el edificio de la AMIA (Asociación Mutual Israelita Argentina) y, más tarde, por solicitar el procesamiento de Mauricio Macri (entonces jefe de gobierno de la ciudad de Buenos Aires)3​ y otros funcionarios suyos como Jorge Fino Palacios ―también procesado por Nisman como encubridor del atentado contra la AMIA―, atribuyéndoles la organización de un sistema de espionaje de ciudadanos que incluía a familiares activistas de la causa AMIA.
[16] Carlos Saúl Menem (Anillaco, La Rioja, 2 de julio de 1930) es un político y abogado argentino que fue presidente de la Nación Argentina por el Partido Justicialista desde 1989 hasta 1999. Desde 2005 es senador nacional por la provincia de La Rioja. Está condenado a 7 años de prisión de cumplimiento efectivo por el contrabando agravado de armas a Croacia y Ecuador cuando Argentina era garante del Tratado de Paz, y condenado a 4 años y 6 meses de prisión efectiva e inhabilitación perpetua para ejercer cargos públicos por el delito de peculado y el pago de sobresueldos. Menem no cumple la condena en prisión debido a sus fueros como senador. ​
[17] WikiLeaks (del inglés leak, «fuga», «goteo», «filtración [de información]») es una organización mediática internacional sin ánimo de lucro, que publica a través de su sitio web informes anónimos y documentos filtrados con contenido sensible en materia de interés público, preservando el anonimato de sus fuentes. ​ El lanzamiento del sitio se realizó en diciembre de 2006, si bien su actividad comenzó en julio de 2007-2008. Desde entonces su base de datos ha crecido constantemente hasta acumular 1,2 millones de documentos. Su creador es Julian Assange y está gestionado por The Sunshine Press.
La falsa panacea sobre la implicación de Irán en el atentado de la AMIA.jpg
Bajar el archivo PDF: 
Tema: