Palabras del Imam Husain en la tarde de “Tasu’a” (noveno día de Muharram)

En el Nombre de Dios, el Clemente, el Misericordioso
Con motivo de conmemorarse los días de duelo por el martirio del Imam Husain (la paz sea con el), sus hijo y compañeros, la Fundación Cultural Oriente, les da sus condolencias y junto a estas, les envía partes de los discursos del Imam Husain, en los últimos días de los sucesos de Karbalá.
 
Palabras del Imam en la tarde de “Tasu’a” (noveno día de Muharram)
 
Traducción: Zohre Rabbani
Colaboración: Masuma Assad de Paz
Extraido del libro: Palabras del Imam Husain Ibn Ali (la paz sea con él)
desde Medina hasta Karbalá de Ayatullah Muhammad sadiq Naymi
 
اِنِّى رَاءَيْتُ رَسُولَ اللّه صلّى اللّه عليه و آله فِى الْمَنامِ فَقالَ لِى
اِنَّكَ صائِرٌ اِلَيْنا عَنْ قَريبٍ ... اِرْكَبْ بِنَفْسِى اَنْتَ يا اَخِى حَتّى تَلْقاهُمْ
فَتَقُولَ لَهُمْ ما لَكُمْ وَما بَدَاءَ لَكُمْ وَتَسْاءَلُهُمْ عَمَّا جاءَ بِهِمْ
اِرْجِعْ اِلَيْهِمْ فَاِنْ اسْتَطَعْتَ اَنْ تُؤَخِّرَهُمْ اِلى غُدْوَةٍ …
وَتَدْفَعَهُمْ عَنَّا الْعَشِيَّةَ نُصَلِّى لِرَبِّنَا اللَّيْلَةَ وَنَدْعُوهُ
وَنَسْتَغْفِرَهُ فَهُو يَعلَمُ اَنِّى اُحِبُّ الصَّلوةَ
وَتِلاوَةَ كِتابِهِ وَكَثْرَةَ الدُّعاءِ وَاْلا سْتِغْفارِ[1]
 
Explicación de Vocablos
Ssa-er: de la raíz ssara iassuru, quien regresa. Se dice: retornó su cara hacia mí.
Quduah: comienzo de la mañana.
‘Ashiah: noche.
Explicación y traducción
Según Tabarí y otros, a la tarde del día jueves, el noveno día de Muharram, ‘Umar Saad dio la orden de atacar.
El Imam Husain (la paz sea con él), a esa hora, afuera de su tienda, se había inclinado hacia su espada y un liviano sueño se apoderó de él.
Cuando Zainab al Kubrah (la paz sea con ella), oyó la voz del ejército de ‘Umar Ibn Saad, se acercó al Imam diciendo: “Hermano, el enemigo se está acercando a las tiendas”. El Imam levantó su cabeza y dijo: “Ya he visto a mi abuelo, el enviado de Dios en el sueño que me dijo: “Hijo mío, ciertamente que pronto regresarás hacia nosotros…”.
Luego, el Imam dijo a su hermano Abal Faddl: “Que mi vida se sacrifique por ti, oh hermano, monta tu caballo, visítalos y pregúntales cuáles son sus objetivos.
Según la orden del Imam, su hermano Abal Faddl, acompañado por veinte personas, entre quienes se encontraba Zuhair Ibn Qain y Habib Ibn Mazaher, se dirigió hacia el enemigo para hacerles las preguntas.
La hueste de ‘Umar Ibn Saad le respondió: “Ya ha llegado una orden reciente del comandante (Ibn Ziad), que vosotros debéis hacer el juramento de fidelidad. De lo contrario, ya entraremos en guerra”.
Abal Faddl Abbas regresó y le comentó al Imam lo conversado. El Imam le respondió: “Regresa hacia ellos y si puedes pídeles una noche de plazo para que nosotros esta noche nos dediquemos a la oración, al pedido de perdón y a la confidencia con Dios, Altísimo. Pues sólo Dios sabe que yo amo la oración, la recitación de su libro, la abundancia de la súplica y el pedido de perdón.
Abal Faddl regresó y pidió una noche de plazo. ‘Umar Ibn Saad- que vacilaba en la aceptación del pedido del Imam-, consultó con los comandantes de su ejército y uno de ellos llamado, Amr Ibn Hayyay dijo: “Subhanallah, glorificado sea Dios, si los turcos y los Deilam (no musulmanes) hubieran pedido una noche de plazo tendrías que aceptar, entonces, ¡¿cómo no vas a aceptar la propuesta de ellos (Imam Husain y Abbas), que son ellos hijos del Profeta?!”.
Queis Ibn Ash-as, otro comandante dijo: “Mi opinión es que también se debe aceptar su propuesta, puesto que no es para retroceder del frente de guerra ni para cambiar la decisión”.
Luego de mucha discusión, ‘Umar Ibn Saad le dijo: “Esta noche les daremos tiempo, si se someten y aceptan la orden del Amir Ibn Ziad los llevaremos hacia él, de lo contrario, la guerra determinará su destino”.
De este modo, en la noche de Ashura, se le dio el plazo.
La importancia de la oración
Del pedido del Imam Husain (la paz sea con él) podemos deducir el grado de importancia que él le otorgaba a la oración, súplica y lectura del Corán; al punto de solicitar a su vil enemigo una noche de plazo para hablar con Dios. ¡Y cómo no va a ser así, si la venida del Imam fue para revivir y difundir el Corán y sus consignas! Y esta es una lección para cada pueblo que se levanta en nombre de Dios.
Y es por ello que en la salutación al Imam decimos, “…Y yo atestiguo que tú has reivindicado la oración, pagado el zakat, has ordenado el bien, has prohibido el mal y has obedecido a Dios y Su enviado hasta el momento de tu martirio”.
Palabras del Imam Husain (la paz sea con él) en la noche de Ashura
اُثْنِى عَلَى اللّه اَحْسَنَ الثَّناءِ وَاَحْمَدُهُ عَلَى السَّرّاءِ وَالضَّراءِ
اَللّهُمَّ اِنِّى اَحْمَدُكَ عَلى اَنْ اَكْرَمْتَنا بِالنُّبُوُّةِ
وَعَلَّمْتَنا الْقُرْآنَ وَفَقَّهْتَنا فِى الدِّينِ وَجَعَلْتَ لَنا اَسْماعاً وَاَبْصاراً وَاَفْئِدَةً
وَلَمْ تَجْعَلنا مِنَ الْمُشْرِكِينَ. اَمَّا بَعْدُ
فَاِنِّى لا اَعْلَمُ اَصْحاباً اَوْلى وَلا خَيْراً مِنْ اَصْحابِى
وَلا اَهْلَبَيْتٍ اَبَرَّوَ لا اَوْصَلَ مِنْ اَهْلِ بَيْتىِ
فَجَزاكُمُاللّهُ عَنِّى جَميعاً خَيْراً
وَقَدْ اَخْبَرَنِى جَدّى رَسُولُاللّه صلّى اللّه عليه و آله بِاءنّى سَاُساقُ اِلَى الْعِراقِ
فَاَنْزِلُ اَرْضاً يُقالُ لَها عَمُورا وَكَرْبَلا وَفيها اُسْتَشْهَدُ
وَقَدْ قَرُبَ الْمَوعِدُ
اَلا وَانِّى اَظُنُّ يَوْمَنا مِنْ هؤُلاءِ اْلاَعْداءِ غَداً
وَانِّى قَدْ اَذِنْتُ لَكُمْ فَانْطِلقُوا جَميعاً فى حِلّ لَيْسَ عَلَيْكُمْ مِنِّى ذِمامٌ
وَهذااللّيلُ قَدْ غَشِيَكُمْ فَاتَّخِذُوهُ جَملاً وَلِيَاءْخُذْ كُلُّ رَجُلٍ مِنْكُمْ بِيَدِ رَجُلٍ مِنْ اَهْلِبَيْتِى
فَجَزاكُمُاللّه جَمِيعاً خَيْراً وَتَفَرَّقُوا فى سَوادِكُمْ
وَمَدائِنِكُم فَاِنَّ الْقَوْم اِنَّما يَطْلُبُونَنى
وَلَوْ اَصابُونى لَذَهَلُوا عَنْ طَلَبِ غَيْرى
حَسْبُكُمْ مِنَ الْقَتْلِ بِمُسْلِمٍ اِذْهَبُوا قَدْ اَذِنْتُ لَكُم
((... اِنِّى غَداً اُقْتَلُ وَكُلُّكُمْ تُقْتَلُونَ مَعِى
وَلا يَبْقى مِنْكُمْ اَحَدٌ حَتَّى الْقاسِمِ وَعَبْدِاللّه الرَّضيع[2]
 
Explicación de vocablos
Sarra’: comodidad y bienestar
Darra’: problemas y aflicciones
Af’idah: pl. fuad: corazones
Abarra: mejor, más devoto, más timorato
Ausala: quien tiene mejor trato con sus parientes y allegados
Usaqu: voz pasiva de la raíz saqa, fuese arrastrado
Hal: levantar el pacto
Dhemam: pacto, compromiso
Suad: habitable
Madaen: (pl. madinah), ciudades
Assabahu: se apoderó de él
Dhahala: lo abandonó, lo olvidó
Traducción y explicación
El Imam Husain (la paz sea con él), al anochecer del día de tasu’ah (o después de la oración del magrib), y luego de que su propuesta del plazo fuese aceptada por el enemigo, se paró entre sus fieles y disertó el siguiente sermón:
“Alabo a Dios con las mejores alabanzas, y le agradezco tanto en el bienestar como en las aflicciones. Oh Dios mío, yo te alabo, porque nos has agraciado con la profecía y nos has enseñado el Corán y nos has hecho entender en profundidad la religión y nos has dispuestooídos (receptores de la verdad) y ojos (observadores de la verdad) y corazones (iluminados).
Y no nos has contado entre los asociadores.
Amma ba’d, ciertamente que yo no conozco discípulos superiores y mejores a mis discípulos ni familia más fiel y veraz que mi familia. Que Dios os recompense a todos con sus mejores recompensas. Ciertamente que mi abuelo, el enviado de Dios, me había anunciado que pronto seré trasladado (compulsivamente, arrastrado) a Irak y me detendré en una tierra llamada Amurá y allí mismo martirizaré. Y ciertamente que lo prometido está cerca.
Sabed que, en mi opinión, mañana comenzará su guerra contra nosotros y ya vosotros estáis libres. Yo los libero del juramento que han hecho conmigo. Aprovechad la oscuridad de la noche y cada uno de vosotros tomad la mano de uno de mis familiares y regresen a sus tierras y así salvarán vuestras vidas también. Puesto que esta gente me está persiguiendo a mí y si me agarran, no molestarán a otros.
Pido a Dios que os otorgue las mejores recompensas”.
La última prueba
El Imam Husain (la paz sea con él) fue quien, durante el camino desde Medina a Karbala, y en reiteradas ocasiones, había anunciado su martirio y había dejado libres a sus fieles para que se fueran en la noche de Ashura y como última prueba, planteó el tema nuevamente. El resultado de esta prueba fue la elogiable y extraordinaria reacción de los compañeros del Imam, quienes, individualmente, han expresado su fidelidad con bellas frases y han anunciado su resistencia hasta sus últimas gotas de sangre y, de este modo, salieron victorios de esta difícil prueba.
He aquí, algunas respuestas de sus fieles y de su excelsa familia.
  • La primera persona que, luego de su sermón, comenzó a hablar, fue su hermano Abbas Ibn Ali (la paz sea con él). Él dijo: “Ojalá jamás suceda que un día te dejemos y nos retiremos”.
  • Luego, los jóvenes de Bani Hashem expresaron hermosas frases de lealtad. En este momento el Imam miró a los hijos de Muslim Ibn Aquil y les dijo: “el martirio de Muslim, para vosotros, ya es suficiente. Yo os permito regresar”.
Ellos respondieron: “¿Qué excusa podemos tener para dejar a nuestro Imam y guía? No, por Dios, jamás haremos esto. Por el contrario, sacrificaremos todo lo que tenemos: nuestra riqueza, nuestras vidas y la de nuestros hijos en tu camino y lucharemos a tu lado hasta el último momento”.
  • Otra persona que se levantó fue Muslim Ibn Ausaye, quien expresó: “Por Dios que no me separaré de ti, hasta no poner mi lanza en el pecho de tus enemigos, y lucharé contra ellos mientras tenga la espada en mi mano. Y si no tengo armas, seguiré luchando con piedras hasta martirizar.
  • Otro de los fieles del Imam, llamado Saad Ibn Abdullah dijo: “Por Dios que jamás te dejaremos, para poder, luego, afirmar ante Dios que hemos seguido la recomendación del Profeta respecto a ti. Por Dios, si supiera que setenta veces sería matado; y mi cuerpo, quemado; y mi polvo desparramado y luego, sería resucitado, seguiría auxiliándote. ¡Qué, entonces, sabiendo que la muerte no es más que una vez y luego estaré bajo la infinita gracia de Dios!
  • Zuhair Ibn Qain dijo: “Iabna rasulillah: por Dios que quisiera morir en tu camino mil veces, luego volver a la vida y nuevamente morir. También tendría la ilusión de que con mi martirio, tú o uno de estos jóvenes de Bani Hashem, salven la vida.
  • En estos momentos le llegó al Imam la noticia de que el enemigo había hecho prisionero al hijo de Muhammad Ibn Bashir Hazrami (uno de los fieles del Imam). El Imam le dijo: “Tú estás libre, esfuérzate para liberar a tu hijo”. Muhammad Ibn Bashir dijo: “Por Dios, que jamás te dejaré, incluso, si los animales feroces de los desiertos me hicieran pedazos”. El Imam le ofreció unas ropas valiosas para que entregue a unas personas para que liberen a su hijo”.
Luego de que el Imam Husain observó esta cálida y benevolente reacción de sus fieles y familiares, suplicó por ellos y, expresamente, les dijo: “Ciertamente que mañana yo seré mártir, y todos vosotros, incluido Qasem y mi niño lactante serán mártires”.
Todos los fieles al escuchar estas palabras, juntos dijeron: “Nosotros, estamos agradecidos a Dios de haber sido honrados para apoyarte y que nos haya engrandecido y ennoblecido con el martirio junto a ti. Oh, hijo del enviado de Dios, ¿acaso no debemos estar felices en el paraíso?”.
Según lo transmitido por Jaraey Ravandi, el Imam, corrió la cortina del mundo angelical que estaba frente a sus ojos, y cada uno de ellos observó su lugar en el paraíso y las mercedes que Dios les había preparado para ellos.[3]
 
 
Otra epopeya en palabras del Imam Husain
(La paz sea con él)
وَاللّهِ لَقَدْ بَلَوْتُهُمْ فَما وَجَدْتُ فيهِمِ اِلاّ الا شْوَسَ الاَقْعَسَ يَسْتَاءْنِسُونَ بِالْمَنِّيَةِ دُونى اِسْتِيناسَ الطِّفْلِ اِلَى مَحالِبِ اُمِّهِ [4]
Explicación de vocablos:
Balautu: de la raíz bala iablu, significa “he probado”.
Ashuas: caballero, valiente, bizarro.
Aq’as: firme.
Estinas: un fuerte apego y amor.
Mahaleb: pl. de mahlab, pechos.
Traducción y explicación
Relata el difunto Muqarram que la noche de Ashura el Imam se alejó de las carpas. Nafe’ Ibn Hilal, uno de los compañeros se le acercó y le preguntó por la causa de su partida, diciéndole: “Oh hijo del enviado de Dios, vuestro acercamiento a la hueste de este hombre rebelde, en esta noche me ha preocupado y atemorizado mucho”.
El Imam le respondió: “He venido a inspeccionar las elevaciones, cuevas y guaridas para para prevenir que los enemigos se escondan en estos lugares y que estén al acecho”.
Luego, el Imam, mientras sostenía la mano de Nafe’ dijo: “Esta, por Dios, es una promesa que no será contradecida”, queriendo decir: “esta es la noche prometida”. Luego, el Imam señaló unas cadenas de montañas que se veían de lejos bajo la luz de la luna y dijo: “¿No quieres refugiarte en esta noche osura en estas montañas y salvarte de la muerte?”. Luego, Nafer’ se agachó a los pies del Imam diciendo: “Que mi madre haga duelo por mí. Yo compré esta espada a mil derhames y también compré mi caballo a mil derhams. Por aquel Dios, que me ha agraciado con mi amor hacia ti, no me separaré de ti a no ser que esta espada sea floja y este caballo esté harto de cansancio”.
Muqarram sigue relatando de Nafe’: “El Imam, luego de ver los desiertos a los alrededores, volvió hacia las carpas y entró a la tienda de Zainab al Kubra mientras que yo estaba custodiando afuera. Zainab (la paz sea con ella) dijo: ‘Hermano, ¿acaso has probado a tus fieles y has comprobado su grado de perseverancia y resistencia? ¡No vaya a ser que en el momento más difícil se vayan y te dejen solo con el enemigo!’.
El Imam, en su respuesta dijo: “Por Dios que los he probado y no encontré más que valiente guerrero y bizarro y de plena firmeza y perseverancia. Ellos están deseosos de ser martirizados a mi lado, al igual que el niño desea el pecho de su madre”.
Nafe’ dice: “Al oír esta pregunta y esta respuesta, se me cerró la garganta por la congoja. Volví hacia Habib Ibn Mazaher y le comenté lo que había oído. Habib dijo: “Por Dios que si no fuese que tenemos que esperar la orden del Imam, esta misma noche los hubiéramos atacado”. Dije: “Oh, Habib, en este mismo momento el Imam está en la carpa de su hermana y es posible que haya mujeres y niños allí también. Lo mejor sería que tú te acerques a esa tienda junto a un grupo de compañeros y renueven su juramento de fidelidad para infundir más tranquilidad a los corazones de las mujeres”.
Habib convocó, en voz alta, a los fieles del Imam. Todos salieron. Habib les dijo a los jóvenes de Bani Hashem: “Os pido que regresen a sus tiendas para descansar y adorar a Dios”.
Luego, comentó lo sucedido al resto de los discípulos que no eran de Bani Hashem. Todos dijeron: “Juramos por aquel Dios que nos ha agraciado y nos dio el honor de estar aquí, junto a nuestro Imam, si no hubiéramos tenido responsabilidad de esperar la orden del Imam para atacar, ya hubiéramos atacado, inmediatamente, al enemigo. Oh Habib, ten tu corazon seguro y no te preocupes”. Habib Ibn Mazaher, mientras suplicaba para ellos les sugirió acercarse a la tienda de Zainab (la paz sea con ella).
Cuando llegaron, Habib se dirigió a las mujeres de Bani Hashem y les dijo, en voz alta: “Oh, hijas del Profeta y gente de la casa del enviado de Dios, ellos son jóvenes que se sacrifican por vosostros y éstas son sus espadas afiladas y todos han jurado a Dios que estas espadas no volverán a su vaina, excepto luego de haber sido puestas en el cuello de sus enemigos. En estos momentos unas de las mujeres respondió: “Oh, inmaculados: apoyad a las hijas del enviado de Dios (descendencia del profeta) y mujeres de la familia del Príncipe de los creyentes”. Ellos, al oir esta voz, se echaron a llorar en voz alta y regresaron a sus tiendas.
“Oh, mártires de Karbalá, que mi madre y padre se sacrifiquen por vosotros. Fueron venturosos y felices, y feliz es la tierra que os albergó. Y habéis sido victoriosos, y fue una gran victoria”.
 (Párrafo de la ziarah al Imam Husain)
 
Poesía del Imam Husain (la paz sea con él) y su último testamento a las hermanas y su familia la noche anterior a los sucesos de Ashura
 
یا دَهرُ اُفّ لَکَ مِن خَلیلِ
کَم لَکَ بِالاِشراقِ وَ الاَصیـلِ
مِن طالب وَ صاحِب قَتیل
وَ الدَّهرُ لا یَقنَــــعُ بِالبَـــدیلِ
و کُلُّ حَیٍّ سالِکٍ سَبیل
ما اَقربَ الوَعدُ اِلَی الرَّحیــلِ
وَ اِنَّما الاَمرُ اِلَی الجَلیـــــــلِ
یا اُخْتاهُ تَعَزّى بِعَزاءِا للّه
وأعلمى أنَّ اَهْلَ الاَرْضِ یَمُوتُونَ وَاَهْلَ السَّماءِ لا یَبْقُونَ
وَأنَّ كُلَّ شَىْءٍ هالِكٌ اِلاّ وَجْهَ اللّه الذَّى خَلَقَ الاَرْضَ بِقُدرَتِهِ
وَیَبْعَثُ الْخَلْقَ فَیَعُودُونَ وَهُوَ فَرْدٌ وَحْدَهُ اَبى خَیْرٌ مِنّى
وَاُمّى خَیْرٌ مِنِّى وَاَخِى خَیْرٌ مِنِّى وَلِىَ وَلَهُمْ
وَلِكُلِّ مُسْلِمٍ بِرَسُولِاللّهِ اُسْوَةٌ ...
یا اُخْتاه یا اُمَّ كُلْثُومَ یا فاطِمَةُ یا رَبابُ
انظرنْ اِذا قُتِلْتُ فَلا تَشْقُقْنَ عَلَىَّ جَیْباً
وَلا تَخْمُشْنَ وَجْهاً وَلا تَقُلْنَ هَجْراً
 
Explicación de los vocablos
Ishráq: salida del sol, comienzo de la salida del sol.
Asil: momento del crepúsculo.
Ssaheb: ayudante, amigo.
Táleb: buscador
Badil: a cambio de….
Ta’addab: tuvo paciencia y tolerancia.
Usuah: modelo.
Tashquqna: de la raíz shaqqah, romper algo. Tashquqna significa rasgarse las vestiduras.
Yaib: parte superior de la ropa, escote.
Jamshu uayhen: rasguñarse el rostro.
Hayr: delirio, decir palabras inadecuadas.
 
Se transmite del Imam Sayyad (la paz sea con él y su descendencia): “En la noche de Ashura mi padre estaba sentado en la carpa con algunos de los compañeros y Youn, el sirviente de Abu Dar, estaba preparando la espada. El Imam en este momento estaba cantando y recitando algunos poemas que decían:
“Oh mundo, uf [5]a la amistad contigo. ¡Cuántos de tus amigos y buscadores matas por las mañanas y tardes!
Y, aún con el cambio, no quedas conforme. Ciertamente que las obras dependen de Dios, Majestuoso. Y cada persona viva, es transeúnte de este camino”.
El Imam Sayyad (la paz sea con él) continúa: “A partir de estas estrofas, entendí que el objetivo del Imam era anunciar su muerte y martirio. Mis ojos se llenaron de lágrimas pero me contuve de llorar. Mi tía Zainab- que estaba sentada junto a mi lecho- al oírlas, esperó que los compañeros del Imam salieran para entrar a la tienda y luego le dijo: ‘Ay de mí, ojalá hubiera muerto y no hubiera presenciado este día. Oh, legado de mis antepasados y refugio de los que permanecen: es como si hoy hubiera perdido a todos mis seres queridos juntos y esto me revive a mí la pérdida de mi padre Ali, de mi madre Fátima Zahrá y de mi hermano Hasan (la paz de Dios sea con todos ellos). El Imam (la paz sea con él) consoló a su hermana recomendándole paciencia y tolerancia, diciendo: “Oh, querida hermana, dirígete hacia el camino de la paciencia y entereza. Sabe que toda la gente del mundo muere, tampoco los habitantes de los cielos quedarán y, ciertamente, toda cosa perecerá, excepto Dios, Quien ha creado a la Tierra con su poderío, resucitará a las criaturas y regresarán, Dios es Uno y Único.
Mi padre fue mejor que yo, mi madre fue mejor que yo; y mi hermano fue mejor que yo; y todos ellos se apresuraron hacia la otra vida. El enviado de Dios es el mejor modelo para mí, para ellos y para cada musulmán”. Luego, agregó: “Oh, querida hermana (Zainab), oh Um Kulzum (otra de sus hermanas), oh Fátima (su hija), oh Rabab (su esposa y madre de Ali Asgar), luego de mi martirio no rasguen sus vestiduras ni rasguñen sus rostros y no expresen ninguna palabra que no se espere que ustedes digan”.
El Imam recita el Corán noche de Ashura
وَلاَ يَحْسَبَنَّ الَّذِينَ كَفَرُواْ أَنَّمَا نُمْلِي لَهُمْ خَيْرٌ لِّأَنفُسِهِمْ إِنَّمَا نُمْلِي لَهُمْ لِيَزْدَادُواْ إِثْماً وَلَهْمُ عَذَابٌ مُّهِينٌ (178) مَّا كَانَ اللّهُ لِيَذَرَ الْمُؤْمِنِينَ عَلَى مَا أَنتُمْ عَلَيْهِ حَتَّىَ يَمِيزَ الْخَبِيثَ مِنَ الطَّيِّبِ وَمَا كَانَ اللّهُ لِيُطْلِعَكُمْ عَلَى الْغَيْبِ وَلَكِنَّ اللّهَ يَجْتَبِي مِن رُّسُلِهِ مَن يَشَاءُ فَآمِنُواْ بِاللّهِ وَرُسُلِهِ وَإِن تُؤْمِنُواْ وَتَتَّقُواْ فَلَكُمْ أَجْرٌ عَظِيمٌ (179)
 “Que aquéllos que no creen, no piensen que si les damos un plazo es para su bien. En verdad, les concedemos un plazo para que acumulen malas acciones. Para ellos hay un castigo humillante.
Dios no va a dejar a los creyentes en el estado en el que os encontráis, sin separar al malo del bueno, ni va Dios a mostraros lo que está oculto a los sentidos, pero Dios escoge de entre sus profetas a quien Él quiere. Así pues, cree en Dios y en sus mensajeros. Si creéis y teméis, tendréis una recompensa inmensa”. (Corán, 3: 178 y 179)
 
Explicación de los vocablos
Ihsabanna: de la raíz hasiba, ihasibu, imaginar.
Numli: de la raíz emlá, que significa damos plazo, atrasamos.
Muhin: humillante.
Iadharu: de la raíz uadhara. Abandona.
Iamiz:u: de la raíz maiaz:ah, que significa separa.
 
Interpretación
La noche previa a los sucesos de Ashura, entre las carpas del Imam Husain, había un extraordinario movimiento y entusiasmo. Uno preparaba su arma; otro adoraba a Dios, recitando confidencias; otro entonaba el Corán. Los relatores cuentan que se oían de las carpas ruidos como si fuesen abejas, entre los que rezaban parados y los que rezaban sentados, los que hacían genuflexiones y los que se prosternaban en la oración.
Relata Ddahhak Ibn Abdullah Mushriquí: “Aquella noche, todo el tiempo, un grupo de las huéstes de Omar Saad, montado a caballo, venía atrás de las carpas del Imam Husain (la paz sea con él) para controlar. Uno de ellos escuchó al Imam recitar estas palabras y se dio cuenta de que era él, entonces dijo: “Por Dios que estas buenas personas a las que la aleya se refiere somos nosotros a quienes Dios nos separó de vosotros”.
Burair, uno de los compañeros del Imam, se le acercó y le contestó: “Oh, hombre corrupto, Dios te puso en la fila de los impuros, vuelve hacia nosotros y arrepiéntete de este gran pecado porque juro a Dios que nosotros somos los purificados”. El hombre, burlando, dijo: “Y yo soy testigo de ello”. Luego, regresó a su gente.[6]
 
La escena de la prueba
El Imam (la paz sea con él), a través de la elección de estas aleyas entre todas las aleyas del Corán, en la noche de Ashura y en esas especiales condiciones, quiso explicar la situación de los dos grupos que estaban enfrentados.
La primera aleya explica la filosofía de la aparente superioridad del grupo opresor y criminal, que no deben ser causa de tristeza y desánimo para los creyentes, pues este triunfo es provisorio y es sólo un plazo de parte de Dios para que el grupo opresor pueda mostrar su esencia de mejor forma, entrando, así, en una mayor corrupción y pecado.
 
Ésta es una oportunidad táctica. Cualquier grupo, gobierno y persona que emplee un método opresor es un ejemplo de esta ley divina y debe prepararse para el día en que el castigo de Dios lo abarque de la peor manera.
Pero, la segunda aleya explica que, si las personas, alguna vez, pasan por aflicciones e infortunios y, aparentemente, se enfrentan con la frustración y fracaso, también es para ser probados, para que los puros se separen de los impuros y los buenos de los malos.
Este tema no se limita a la escena de Ashura y el desierto de Karbalá que -en todas sus dimensiones- fue una de las pruebas más grandes de la historia de la humanidad, sino que toda la historia y todo el mundo, con su grandeza es una prueba para todos los seres humanos, puesto que “Cada día es Ashurá y cada tierra es Karbalá”.
 
El mundo, cárcel del creyente: palabras del Imam a sus compañeros
صَبْراً يا بَنِي الكِرامِ فَمَا الْمَوتُ اِلاّ قَنْطَرَةٌ تَعْبُرُ بِكُمْ عَنِ الْبُؤْسِ وَالضَّرَّاءِ اِلَي الْجِنانِ الواسِعَةِ وَالنِّعَمِ الدّائمةِ فَاَيُّكُمْ يَكْرَهُ اَنْ يَنْتَقِلَ مِنْ سِجْنٍ اِلي قَصْرٍ وَما هُوَ لاِعْدائِكُمْ اِلاّ كَمَنْ يَنْتَقِلُ من قَصْرٍ اِلي سِجْنٍ وَعَذابٍ اِنَّ اَبِي حَدَّثَّني عَنْ رَسُولِ اللَّهِ اِنَّ الدُّنْيا سِجْنُ الْمُؤمِنِ وَجَنَّةُ الْكافِر والْمَوْتُ جِسْرُ هُؤُلاءِ اِلي جِنانِهِمْ وَجِسْرُ هؤلاءِ اِلي جَحيمِهِمْ ما كُذِبْتُ وَلا كَذِبْتُ.
“Paciencia, oh hijos de los nobles, la muerte no es más que un puente que os hace atravesar de los infortunios y desdicha hacia inmensos paraísos y mercedes eternas. Entonces ¿a quién de vosotros le disgusta trasladarse de la cárcel hacia el palacio? Y no es esta muerte para vuestros enemigos más que un traslado desde el palacio hacia la cárcel y el castigo. Ciertamente que mi padre me ha relatado el hadiz del enviado de Dios que dice: ‘Ciertamente que el mundo es la cárcel del creyente y el paraíso del incrédulo; y la muerte es el puente de los primeros hacia sus paraísos, y de los segundos hacia sus infiernos’”.
 
Explicación de los vocablos
Qantare: puente.
Bu-us: desdicha.
Ddarra: día del infortunio.
Yinan: pl. de Yannah que significa paraíso.
Yahim: infierno.
El Sheij Saduq (Dios tenga misericordia) relata del Imam Sayyad (la paz sea con él): “El día de Ashura, cuando la batalla se intensificó y el asunto se puso difícil para el Imam Husain (la paz sea con él), algunos de sus fieles se dieron cuenta de que algunos otros, al observar la dura batalla y ver los cuerpos de sus compañeros en pedazos y acercarse el turno de su martirio, empalidecieron sus rostros y el temblor se apoderó de sus seres. No obstante, el propio Imam y un grupo de sus fieles más cercanos, al contrario del primer grupo, cuanto más se intensificaba la batalla y la distancia hacia el martirio disminuía, sus rostros se volvían más vigorosos y sentían más sosiego y tranquilidad.
Los primeros, al observar esta interesante escena y la valentía extraordinaria de sus compañeros, se sorprendieron y señalaban el rostro espiritual y vigoroso del Imam Husain (la paz sea con él) y decía: “Mírenlo, no tiene temor alguno de la muerte”. Cuando el Imam escuchó sus palabras les dijo: “Paciencia, oh hijos de los nobles y generosos”
 
Visión del Imam en la noche de Ashura
اِنِّى رَاءَيْتُ فى مَنامى كَاءَنَّ كِلاباً قَدْ شَدَّتْ عَلَىَّ تَنْهَشُنِى
وَفِيها كَلْبٌ اَبْقَعُ رَاءْيْتُهُ اَشَدَّها
وَاظُنُّ اَنَّ الذَّى يَتَوَلّى قَتْلى رَجُلٌ اَبْرَصُ مِنْ هؤُلاءِ الْقَوْمِ.
وَاِنِّى رَاءيْتُ رَسُولَاللّه بَعْدَ ذلِكَ وَمَعَهُ جَماعَةٌ مِنْ اَصْحابِهِ
وَهُوَ يَقُولُ اَنْتَ شَهيدُ هِذِهِ الاُمَّةِ
وَقَدِ اسْتَبْشَرَبِكَ اءهْلُ السَّماواتِ وَاَهْلُ الصَّفيحِ الاَعلى
وَلْيَكُنْ اِفْطارُكَ عِنْدِى اللَّيْلَةَ عَجِّلْ
وَلا تُؤْخِّرْ فَهَذا مَلَكٌ قَدْ نَزَلَ مِنَالسَّماءِ لِيَاءْخُذَ دَمَكَ فى قارُورَةٍ خَضْراءَ
فَهذا ما رَاءْيتُ وَقَدْ اَنِفَ الاَمْرُ وَاقْتَرَبَ الرَّحِيلُ مِنْ هذِهِ الدُّنْيا لا شَكَّ فيه [7]
Explicación de vocablos
Shaddat ‘alaiia: me atacó.
Nahsh: morder, romper
Abqa: blanco y negro
Abras: padecer el mal de psoriasis
Istibshar: albriciar, alegrar, estar contento
Safihu a’la: el mundo angelical elevado
Qarurah: frasco
Anifa: llegó
Rahil: momento de partir
Traducción y explicación:
El autor de “Nafasul Mahmum”, relata del sabio Saduq que en las últimas horas de la noche se apoderó del Imam un sueño liviano que, al despertar, luego, dijo a sus fieles: “He soñado que unos perros me atacaban intensamente. El más acérrimo de ellos era un perro blanco y negro. Este sueño muestra que, de entre ellos, quien me matará, será una persona que padece la enfermedad de psoriasis”. Luego continuó el Imam: “Luego de este sueño, vi al enviado de Dios junto a un grupo de sus fieles que me dijo: ‘Tú eres el mártir de esta comunidad, todos los habitantes de los cielos y el exaltado trono divino, se albrician mutuamente por tu llegada. Tú, esta noche, estarás junto a nosotros en el momento del desayuno (efttar: desayuno luego de una jornada de ayuno), apúrate y no demores, pues ya ha venido un ángel para recoger tu sangre en un frasco verde’. Esto fue el sueño que vi y ya ha llegado el momento de ese martirio y el traslado de esa vida, indudablemente”.
Imagen de la realidad en forma de una visión
Aquello que fue anticipado, con celeridad se plasmó. Ello se le ha presentado en el sueño al Imam y a modo de una premonición. Así, él lo explicó a sus fieles sinceros y sacrificados para que no quede oculto para ellos.
Todas las verdades que se harían realidad en la mañana del siguiente día, se habían presentado en ese sueño: el martirio del Imam, las características del asesino, el encuentro con el enviado de Dios, la recibimiento de los ángeles al Imam y el recogimiento de su sangre que siempre estará drenando por las venas de sus seguidores.
LA SUPLICA DEL IMAM EN LA MAÑANA DEL DIA DE ASHURA
اَللَّهُمَّ اَنْتَ ثِقَتىِ فى كُلِّ كَرْبٍ وَرَجائى فى كُلِّ شِدَّةٍ
وَاَنْتَ لِى فى كُلِّ اَمْرٍ نَزَلَ بِى ثِقَةٌ وَعُدَّةٌ كَم مِنْ هَمٍّ يَضْعُفُ فِيهِ الفُؤ ادُ للّه
وَتَقِلُّ فيهِ الْحِيلَةُ وَيَخْذُلُ فيهِ الصَّديقُ وَيَشْمَتُ فِيهِ الْعَدُوُّ اَنْزَلْتُهُ بِكَ
وَشَكَوتُهُ اِلَيْكَ رَغْبَةً مِنِّى اِلَيْكَ عَمَّنْ سِواكَ فَكَشَفْتَهُ
[8] وَفَرَّجْتَهُ فَاءنْتَ وَلِىُّ كلِّ نِعْمَةٍ وَمُنْتَهى كلِّ رَغْبَةٍ
Explicación de vocablos
Ziqah: persona de confianza. Apoyo.
Raya’: esperanza
‘Uddah: arma, fuerza
Fuad: corazón
Hilah: solución
Jadl: humillar, ser indiferente
Iashmutu: de la raíz shamita: reprocha
Traducción y explicación
El Imam, luego de realizar la oración de la mañana, ordenó las filas de su hueste y le asignó a cada comandante su función.
En este momento, ‘Umar Ibn Sa’d también estaba ocupado en ordenar las filas de su huéste. Cuando los ojos del Imam cayeron sobre el numerososo ejército del enemigo, elevó sus manos diciendo la siguiente súplica:
“Oh, Dios mío, Tú eres mi confianza en cada aflicción, y mi esperanza en cada tribulación. Y tú eres para mí mi arma y mi refugio en cada dificultad que cae sobre mí. Qué dolores tan fuertes que quiebran los corazones y los desarman, y cierran el camino de cualquier solución; dolores letales que al percibirlos, provoca la humillación y alejamiento de los amigos; y la recriminación de los enemigos. En tales situaciones, Dios mío, sólo he recurrido a Ti y he cortado mi esperanza en cualquier otro, fuera de Ti. Y me quejé a Ti por mi amor e inclinación hacia Ti. Tú eres Quien me ha salvado y Quien me despejado y solucionado montañas de tristezas, y Quien me ha aliviado y respondido. Tú eres el Dueño de cada gracia y merced y eres mi máximo deseo.
El primer discurso del Imam para el día de Ashura
اَيُّهَا النّاسُ اسْمَعُوا قَوْلِى وَلا تَعْجِلُوا حَتّى اَعِظَكُمْ بِما هُوَ حَقُّ لَكُمْ عَلَىَّ
وَحَتّى اَعْتَذِرَ اِلَيْكُمْ مِنْ مَقْدمى عَلَيْكُمْ
فَاِنْ قَبِلْتُمْ عُذْرِى وَصَدّقْتُمْ قَوْلى وَاَعْطَيْتُمُونى النّصَفَ مِنْ اَنْفُسِكُمْ
كُنْتُمْ بِذلِكَ اَسْعَدَ وَلَمْ يَكُنْ لَكُمْ عَلَىَّ سَبيلٌ
وَاِنْ لَمْ تَقْبَلُوا مِنّى الْعُذْرَ وَلَمْ تُعْطُوا النَّصَفَ مِنْ اَنْفُسِكُمْ
فَاجْمِعُوا اَمْرَكُمْ وَشُرَكاءَكُمْ
ثُمَّ لا يَكُنْ اَمْرُكُمْ عَلَيْكُمْ غَمَّةً ثُمَّ اقْضوا اِلَىَّ
وَلا تَنْظِرُونِ اِنَّ وَلَيِّيَاللّهُ الَّذى نَزَّلَ الْكِتابَ
[9]وَهُوَ يَتَوَلّى الصّالِحِينَ
Explicación de vocablos
I’tedhar: defenderse a sí mismo, explicar el argumento y prueba.
Maqdam: entrar
Nasafa: trató con justicia
As’adah: más feliz, más venturoso.
Qummah: ambiguo
Traducción y explicación
El Imam, luego de ordenar las filas de su ejército, subió a su caballo, se alejó de las tiendas y con una voz alta y expresiva se dirigió al ejército de ‘Umar ibn Sa’d, diciendo: “Oh gente, oid mis palabras, no os apresuréis en comenzar la batalla, déjenme realizar mi tarea de aconsejarles y explicarles la motivación de mi viaje hacia aquí. Si aceptan mi argumento y me tratan con justicia, habréis encontrado el camino de la dicha y felicidad y no tendréis ningún argumento para luchar contra mí. Y si no aceptáis y no tratáis con justicia, entonces, decidid junto a vuestros compañeros y que no os preocupe llevar a cabo lo que vayáis a decididr, y ejecutad vuestra sentencia contra mí sin hacerme esperar más. (Sura 10: 71)
“En verdad mi protector es Dios, Quien hizo descender la escritura y que protege a los bienechores” (sura 7:196).
PRUEBA FINAL E IRREFUTABLE
Husain Ibn Ali (la paz sea con él), aunque veía que el enemigo estaba preparado para comenzar la guerra- al punto de impedir el acceso al agua hacia el campamento del Imam-, no quería ser él el que comience la guerra, sino que quería concientizarlos y aconsejarlos para que puedan diferenciar entre el camino de la verdad y la falsedad y también para que no se quede nadie entre ellos que participe en el derramamiento de sangre del Imam en forma inconciente y sin entender, caerse en una desgracia eterna sin haber prestado atención ni tener conocimiento.
Sebt Ibn Yuzi, en su libro Tadkiratul Jauaz: cuando Husain Ibn Ali observó que la gente de Kufa insistía en su asesinato, tomó un Corán, lo abrió, lo puso sobre su cabeza y se quedó frente a las filas enemigas, y dirigiéndose a ellos dijo: “Oh, gentes, este libro de Dios, y mi abuelo, el enviado de Dios, que sean árbitro entre mí y vosotros. Oh gente, ¿por cuál delito consideráis lícito el derramamiento de mi sangre, acaso yo no soy el hijo de la hija de vuestro profeta? Acaso no habéis oído la palabra de mi abuelo respecto a nosotros cuando dijo: ‘Estos dos son los jóvenes del paraíso’. Si no corroboráis lo que digo preguntad a Yaber, a Zaid Ibn Arqam y a Abu Said Judrí. Acaso Ya’far Taiiar no es mi tío. Nadie respondió nada, excepto Shemr que exclamó: “Ya entrarás al infierno”. El Imam (la paz sea con él) le respondió: “Allahu Akbar. Mi abuelo me había pre anunciado de un sueño que tuvo en el que había un perro que chupaba la sangre de ahlul bait y pienso que tú eres aquel perro.
Este es el ejemplo del sentimiento y el cariño del Imam (porque hasta último momento trató de guiarlos), el líder divino y humanista frente al enemigo sanguinario.
Esto demuestra el método de los hijos de Fátima Zahra (la paz sea con ella), que en las circunstancias más sensibles no abandona ni por un instante la misión que Dios puso sobre sus hombros para que el día de mañana nadie diga: “Si yo les hubiera destruido con un castigo antes de ello, habrían dicho: “¡Señor nuestro! ¿Por qué no nos envías un Mensajero para que sigamos Tus señales antes de que nos alcance la humillación y la desgracia?”” (Corán, 20:134).
Estos discursos y consejos de parte del Imam se repiteron en el día de Ashura a pesar del poco tiempo. El Imam (la paz sea con él), en la primera parte de este sermón, les recuerdó su misión como Imam, para que la hueste de ‘Umar Ibn Saad no piense que el Imam tenía el objetivo de proponer la paz, sino que su objetivo, por un lado, era dejar una prueba final (etmam Huyyah), y, por otro lado, explicar una serie de verdades y realidades que el Imam como líder y Guía por parte de Dios, tenia la responsabilidad de transmitir.
El Imam interrumpe su discurso
Al llegar al último párrafo de la primer parte de su discurso, se escucharon los llantos de algunas mujeres y niñas que estaban atentas a las palabras del Imam. Por lo tanto, el Imam interrumpió su discurso y envió a Abbas y a Ali Akbar para tranquilizarlas, mientras decía: “Que sepan que tendrán muchos llantos, aún, por delante”.
Cuando las mujeres y niñas se calmaron, el Imam retomó su discurso y luego de alabanzas a Dios, disertó otro sermón:
عِبادَاللّهِ اتَّقُوااللّه وَكُونُوا مِنَ الدُّنْيا عَلى حَذَرٍ فَاِنَّ الدُّنْيا لَوْ بَقِيَتْ عَلى اَحَدٍ اَوْ بَقِىَ عَلَيْها اَحَدٌ لَكانَتِ الا نبياءُ اَحَقَّ بِالْبَقاءِ وَاَوْلى بِالرِّضاءِ وَاَرْضى بِالْقَضاءِ غَيْرَ اَنَّاللّه خَلَقَ الدُّنْيا لِلْفَناءِ فَجَديدُها بالٍ وَنَعيمُها مُضْمَحِلُّ وَسُرُورُها مُكْفَهِرُّ وَالْمَنْزِلُ تَلْعَةٌ وَالدّارُ قَلْعَةٌ فَتَزَوَّدُوا فَاِنَّ خَيْرَ الزّادِ التَّقْوى وَاتَّقُوااللّهَ لَعَلَّكُمْ تُفْلِحُونَ.
اَيُّهَاالنّاسُ اِنَّاللّه تَعالى خَلَقَ الدُّنْيا فَجَعَلَها دارَ فَناءٍ وَزَوالٍ مُتَصَرِّفَةً بِاءَهْلِها حالاً بَعْدَ حالٍ فَالْمَغْرُورُ مَنْ غَرَّتْهُ وَالشَّقِىُّ مَنْ فَتَنَتْهُ فَلا تَغُرَّنَّكُمْ هذِهِ الدُّنْيا فَاِنَّها تَقْطَعُ رَجاءَ مَنْ رَكَنَ اِلَيْها وَتَخيبُ طَمَعَ منْ طَمَعَ فيها وَاَراكُمْ قَدِ اجْتَمَعْتُمْ عَلى اَمْرٍ قَدْ اَسْخَطْتُمُاللّهَ فِيه عَلَيْكُمْ وَاَعْرَضَ بِوَجِهِ الْكَرِيمِ عَنْكُمْ وَاَحَلَّ بِكُمْ نِقْمَتَهُ فَنِعْمَ الرَّبُ رَبُّنا وَبِئْسَ الْعَبيدُ اَنْتُمْ اَقْرَرْتُمْ بِالطّاعَةِ وآمَنْتُمْ بِالرَّسُولِ مُحَمَّدٍ صلّى اللّه عليه و آله ثَمَّ اِنَّكُمْ زَحَفْتُمْ اِلى ذُرِّيّتِهِ وَعِتْرَتِهِ تُرِيدُونَ قَتْلَهم لَقَدِ اسْتَحْوَذَ عَلَيْكُمُ الشَّيْطانُ فَاءَنْساكُمْ ذِكْرَاللّهِ الْعَظيمِ فَتَباً لَكُمْ وَلِما تُرِيدُونَ اِنّا للّهِ وَانّا اِلَيْهِ راجِعُونَ هؤُلاء قَوْمٌ كَفَرُوا بَعْدَ ايمانِهِمْ فَبُعْداً لِلْقوم الظّالِمين[10]
Explicación de vocablos
Hadhar: temor, cuidado.
Ahaqqa: más aporpiado.
Ardda: más satisfactorio.
Qadda’: fallo.
Balen: en su origen fue Bali y se convierte en Balen, viejo, gastado.
Muzhmahel: eliminado, deteriorado.
Mukfaher: oscuridad intensa, rostro irritado.
Tal’ah: pozo, tierra empinada y peligrosa.
Qal’ah: fortaleza, muralla, casa provisoria.
Magrur: engañado.
Shaqui: desgraciado.
Fatanathu: de la raíz fatn, enceguecido, alucinado.
Rakan ilaihi: confió en él.
Jaiiabahu tahhiban: lo desilusionó, los frustró.
Zahf: atacar, avalanchar.
Estahuadha ‘alaihi: se apoderó de él.
Tabban lakum: que seáis fenecidos, que seáis acabados.
 
Traducción y explicación
“Oh, siervos de Dios: temed a Dios y estén atentos y cautelosos en esta vida. Ciertamente, si hubiera sido posible que se le otorgue todo el mundo a alguien o que alguien pudiese quedarse en el mundo por siempre, ciertamente que los profetas lo merecerían más y esto hubiera sido más prioritario y hubiera sido un fallo más satisfactorio, mientras que, en realidad, Dios ha creado al mundo para que sea fenecido, entonces lo nuevo del mundo se envejece, sus mercedes se eliminan y sus alegrías se cambian a tristezas y congojas, y la estadía en él es provisoria y su casa es una fortaleza transitoria. Entonces, tomad provisión de él, ciertamente que la mejor provisión es la piedad. Y temed a Dios para que seiás victoriosos.
Oh gentes, ciertamente que Dios, Altísimo, ha creado el mundo y lo ha establecido como casa de expiración y perecimiento, una casa que altera y cambia el estado de sus habitantes, uno tras otro. Entonces el engañado es aquél a quien el mundo lo engañó, es quien el mundo lo encegueció, entonces cuidad que este mundo no os engañe. Ciertamente que el mundo corta la esperanza de quien confía en él y frustra la codicia de quien espera algo de él. Veo que ahora vosotros os habéis reunido en un asunto que ha atraído la cólera de Dios hacia vosotros y el Altísimo, dio vuelta Su generoso rostro a vosotros, y ha destinado para vosotros su cólera y castigo. ¡Qué bueno es nuestro Señor y qué malo que sois vosotros como siervos!
Vosotros que habéis prometido obedecer a Dios y habéis creído en Muhammad (la paz sea con él y su descendencia), luego os precipitáis en contra de su familia e hijos para matarlos. Ciertamente que Satanás les ha hecho olvidar el recuerdo de Dios, Altísimo. ¡Muerte a vosotros y a los que no creen! ‘Inna lillah ua inna ilahi rayi’un. De Dios venimos y hacia Él es nuestro retorno (Corán, 3:86; 90). ‘Ellos son un pueblo que han descreído luego de haber sido creyentes…entonces, que perezca el pueblo opresor…’”. (Corán, 11:44; 23:44).
 
El Imam (la paz sea con él, luego de estas palabras conmovedoras, comenzó la tercera parte de su jutbah, presentándose a sí mismo y continuando con sus consejos.
اَيُّهَاالنّاسُ اَنْسِبُونى مَنْ اَنَا ثَمَّ ارْجِعُوا اِلى اَنْفُسِكُمْ وَعاتِبُوها وَانْظُرُوا هَلْ يَحِلُّ لكم قتلى وَانْتِهاكُ حُرْمَتِى ؟ اَلَسْتُ ابْنَ بِنْتِ نَبِيِّكُمْ وَابْنَ وَصِيِّهِ وَابْنَ عَمِّهِ وَاَوَّلَ الْمُؤْمِنينَ بِاللّهِ وَالْمُصَدِّقِ لِرَسُولِهِ بِما جاءَ مِنْ عِنْدِ رَبِّهِ؟ اَوَلَيْسَ حَمْزَةُ سَيِّدُالشُّهَداءِ عَمَّ اَبِى ؟ اَوَلَيْسَ جَعْفَرُالطّيّارُ عَمّى ؟ اَوَلَمْ يَبْلِغُكُمْ قَوْلُ رَسُولِاللّه لى وَلاَخى هذانِ سَيِّدا شَبابِ اَهْلِ الْجَّنة ؟ فَاِنْ صَدَّقْتُمُونى بِما اَقُولُ وَهُوَ الْحَقُّ وَاللّهِما تَعَمَّدْتُ الْكَذِبَ مُنْذُ عَلِمْتُ اَنَّاللّه يَمْقُتُ عَلَيْهِ اَهْلَه وَيَضْرِبُهُ مَنِ اخْتَلَقَهُ وَاِنْ كَذَّبْتُمُونى فَاِنَّ فِيْكُمْ مَنْ اِنْ سَاءْلُتمُوهُ عَنْ ذلِكَ اَخْبَرَكُمْ سَلُوا جابِرَبْنَ عَبْدِاللّه الا نْصارِى وَاَبا سَعيِدالْخِدْرى وَسَهْلَ بْنَ سَعْدِ السَّاعِدىِ وَزَيْدَ بْنَ اَرْقَمَ وَاَنَسَ بْنَ مالِكٍ يُخْبِرُوكُمْ اَنَّهُمْ سَمِعُوا هذِهِ الْمَقالَةَ مِنْ رَسُول ِاللّهِ لى وَلا خِى اَما فى هذا حاجِزٌ لَكُمْ عَنْ سَفْكِ دَمِى
 
Explicación de vocablos
Ansabahu: explicó su árbol genealógico.
‘atabahu: le reprocho.
Hayez: obstáculo
Entehak hurmat: faltar el respeto a una persona, insultar.
Inaqutu: de la raíz maqt, se enoja.
Ejtelaq: falsificar, perpetrar una mentira.
Maqalah: dicho, discurso.
Safk dam: derramamiento de sangre.
“Oh, gentes, decidme quién soy yo, luego volved a vosotros mismos, y reprochad a vosotros mismos. ¡Pensad! Acaso es lícito para vosotros matarme, rompiendo así toda forma de respeto y honor. ¿Acaso no soy el hijo de la hija de vuestro profeta y el hijo de su albacea y su primo, el primer creyente en Dios, y la primer persona que corroboró todo lo que su enviado ha traído? ¿Acaso Hamzah, el señor de los mártires, no es el tío de mi padre? ¿Acaso, Ya’far Ttaiiar no es mi tío? ¿Acaso no ha llegado a vosotros el dicho del enviado de Dios que dijo respecto a mi hermano y a mí “estos dos son señores de los jóvenes del paraíso”? Si me corroboráis lo que he dicho veréis que estas son verdades que no dejan lugar a duda, porque, por Dios, jamás he mentido, desde el primer día porque he concebido que Dios trata con su ira al mentiroso y hace volver el daño de la mentira a quien la haya perpetrado. Y si no creéis en mi palabra, entre vosotros hay discípulos del Profeta (la paz sea con él y su descendencia), a quienes podráis preguntarles. Preguntad a Yaber Ibn Abdellah Ansari, Abu Sa’id Judrí, Sahl Ibn Sa’ad Sa’idi, Zaid Ibn Arqam y Anas Ibn Malek, quienes han oído estas palabras del enviado de Dios respecto a mi hermano y a mí. Y sólo esta frase puede ser para vosotros un obstáculo para matarme”.
Respuesta a las divulgaciones
Dado que un grupo de gente de Kufa, impresionado por las palabras venenosas de Bani Umaiiah, pensaban que luchar contra el Imam Husain Ibn ‘Ali (la paz sea con él), significaba apoyar a un califa legítimo (Iazid), y debido a que el Imam Husain se opuso a éste, entonces, consideraban que era obligación para cada musulmán luchar contra el Imam.
Es por eso que, en respuesta a estas falsedades, el Imam Husain (la paz sea con él), recuerda algunas características de su familia y ancestros y su espiritual personalidad que es corroborada por el Profeta Muhammad (la paz sea con él y su descendencia), características que son claras y firmes para todo musulmán. Les recuerda los méritos de su padre, el Imam Ali Ibn Abi Taleb (la paz sea con él), los méritos de Hamzah y Ya’afar, cuya lucha y esfuerzos de estos dos grandes mártires han consolidado al Islam y al Corán y, ambos, fueron martirizados en la lucha contra los incrédulos en la forma más desgarradora. El Imam (la paz sea con él), quiere a través de la mención de estas virtudes, corregir el pensamiento de la gente a quienes les recordó: “¡Cómo van a considerar mi marcha contraria al Islam y a la conveniencia de los musulmanes, mientras que el Islam ha nacido en nuestra casa, y ha llegado a vosotros a través de nuestros esfuerzos. Cuando mi padre aceptó el Islam, quienes se autoproclaman califas estaban sumergidos en la incredulidad y quienes de vosotros, hoy, consideráis que son apoyo del Islam, en el pasado, han sido los cabezas de la guerra en contra del Islam; mis tíos lucharon contra estas personas hasta llegar al martirio. ¡¿Cómo es posible que una persona, a quien el enviado ha presentado como “señor de los jóvenes del paraíso”, abandone el Islam; y aquellos que en el pasado han sido enemigos del Islam, hoy levanten la bandera del Islam?!
Interrumpir la palabra del Imam
En este momento, Shemr Ibn Dhil Yushan, uno de los comandantes del ejército de Iazid, se dio cuenta de que las palabras del Imam llamaban a la reflexión de los soldados y existía la posibilidad de que se retracten de luchar contra él, interrumpió la palabra del Imam, exclamando: “Él adora a Dios sólo en la palabra y no entiende lo que dice”.
Habib Ibn Mazaher, uno de los más destacados leales discípulos del Imam le respondió: “Tú adoras a Dios en setenta palabras. Exactamente, estas mismas palabras te caben a ti. Tú no entiendes las palabras del Imam porque Dios ha sellado tu corazón”.
 
Luego, el Imam continuó su discurso:
فَاِنْ كُنْتُمْ فى شَكٍّ مِنْ هذاالقول اَفَتَشُكُّون اَنِّى ابْنُ بِنْتِ نَبِيِّكُمْ فَوَاللّه مابَيْنَ الْمَشْرِقِ، والْمَغْرِبِ ابْنُ بِنْتِ نَبِي غَيْرى فيكُمْ وَلا فى غَيْرِكُمْ وَيْحَكُمْ اَتَطْلُبُونىِ بِقَتِيلٍ قَتَلْتُهُ اءوْمالٍ اِسْتَهْلَكْتُهُ اَوْ بِقِصاص جَراحَةٍ
 يا شَبَثَ بْنَ ربعى وَيا حَجّارَ بنَ اَبْجَرَ وَيا قَيْسَ بْنَ الا شْعَثِ وَيا يَزِيدَ بْنَ الْحارِثِ اَلَمْ تَكْتُبُوا اِلَىَّ اَنْ قَدْ اَيْنَعَتِ الثمارُ وَاخْضَرَّ الْجَنابُ وَاِنَّما تَقْدِمُ عَلى جُنْدٍ لَكَ مُجَنَّدةٍ؟
 لا وَاللّه اُعْطيهِمْ بِيَدى اِعْطاءَ الدَّلِيلِ وَلا اَفِرُّ مِنْهُمْ فِرارَ الْعَبِيدِ يا عِبادَاللّه اِنِّى عُذْتُ بِرَبِّى وَرَبِّكُمْ اَنْ تَرْجُمُونِ اَعُوذُ بِرَبِّى وَرَبِّكُمْ مِنْ كُلِّ مُتَكَبِّرٍ لا يُؤْمِنُ بِيَوْمِالْحِسابِ[11]
Explicación de vocablos
Uaihakum: ay de vosotros
Qattil: asesinado
Estehlak: eliminar, malograr
Quissas, yarahat: ley de talión por lastimar a alguien
Aina az-zamarah: las frutas maduraron
Ejddarra el yanabu: yanab: zona, y la frase ejddarra al yanabu signinfica revedeció la zona, expresión que indica que reverdecieron los jardines de Kufa.
Yundun, muyannad: hueste lista, preparada
‘Udhtu: (de la raíz ‘adha) me refugié
Taryumun: (de la raíz raym), arrojar
Traducción y explicación
Si dudáis en las palabras del profeta respecto a mi hermano y a mí pero, ¿Podéis dudar de que yo sea el hijo de la hija de vuestro profeta, siendo que en todo el oriente y el occidente, nadie puede alegar esto, excepto yo. ¡Ay de vosotros! ¿Acaso he matado a alguno de vosotros para que quieren matarme por venganza; o he echado a perder alguno de vuestros bienes; o he lastimado o herido a alguno de vosotros?
“¡Oh, Shabaz Ibn Rub’í, oh Hayyar Ibn Abyar, oh Queis Ibn Ash’az, oh Iazid Ibn Harez: ‘¿no fuisteis vosotros que escribisteis para mí, ‘ciertamente que han madurado nuestras frutas, han reverdecido todos nuestros jardines; te esperamos desesperadamente y hemos preparado un ejército perfecto para ti’’? No, por Dios, no les daré la mano de la humillación y no huiré como los esclavos”.
“Y me refugio en mi Señor y vuestro Señor de que me lapidéis”. (Coran, 44:20)
“Me refugio en mi Señor y en vuestro Señor de cada arrogante que no cree en el día de la rendición de cuentas”. (Corán, 40:27).
Estas personas no tenían ningún camino para negar la palabra del Imam, más que negar que hayan enviado sus cartas. Por eso dijeron: “Nosotros no te hemos enviado tales cartas”. En este momento Queis Ibn Ash’az dijo: “Oh Husain, por qué no hacéis juramento de fidelidad a tu primo[12] (para aliviarte) que, en ese caso, te tratará como te gusta y no recibirás ninguna molestia de nadie.
El Imam en respuesta le dijo: “…No, por Dios, no les daré la mano de la humillación y no huiré como los esclavos”.
Luego recitó dos aleyas que recuerdan las palabras de Moisés frente al capricho e impertinencia del Faraón y su gente.
Estas palabras muestran la grandeza de la personalidad del Imam, su valentía y expresividad, para desilusionar al enemigo- por si todavía tenía esperanzas de hacerlo retractar de su misión divina-.
 
Segundo discurso del Imam Husain el día de Ashura
وَيْلَكُمْ ما عَلَيْكُمْ اَنْ تَنْصِتُوا اِلَىَّ
فَتَسْمَعُوا قَوْلى وَاِنَّما اَدْعُوكُمْ اِلى سَبيلِ الرَّشادِ
فَمَنْ اَطاعَنِى كانَ مِنَ الْمُرْشَدِينَ
وَمَنْ عَصانِى كانَ مِنَ الْمُهْلَكِينَ
وَكُلُّكُمْ عاصٍ لاَمْرِى غَيْرُ مُسْتَمِعٍ لِقَوْلى قَدِ انْخَزَلَتْ عَطِيّاتُكُمْ مِنَ الْحَرامِ
وَمُلِئَتْ بُطُونُكُمْ مِنَ الْحَرام فَطَبعَاللّهُ عَلى قُلُوبِكُمْ
وَيْلَكُمْ اَلا تَنْصِتُونَ اَلا تَسْمَعُونَ؟
... تَبّاً لَكُمْ اَيَّتها الْجَماعَةُ وَتَرَحاً اَفَحينَ اسْتَصبرَ خْتُمُونا
وَلِهينَ مُتَحَيِّرِينَ فَاءصْرَخْناكُمْ مُؤَدِّينَ مُسْتَعِدِّينَ سَلَلْتُمْ
عَلَيْنا سَيْفاً فى رِقابِنا وَحَشَشْتُمْ عَلَيْنا نارَ الْفِتَنِ الَّتى
جَناها عَدُوُّكُمْ وَعَدُوُّنا فَاَصْبَحْتُمْ اِلْباً عَلى اَوْلِيائِكُمْ
وَيَداً عَلَيْهِمْ لاعْدائِكُمْ بِغَيْرِ عَدْلٍ اَفْشَوهُ فِيْكُمْ
وَلا اَمَلَ - اَصْبَحَ لَكُمْ فيهِمْ اِلا الْحَرامَ - مِنَ الدُّنْيا اَنالُوكُمْ
وَخَسِيسَ عَيْشٍ طَمِعْتُمْ فيهِ مِنْ حَدَثٍ كانَ مِنّا
وَلا رَاءْىٍ تَفيلٍ لَنا مَهْلاً لَكُمُ الْوَيْلاتُ اِذْكَرِهْتُمُونا
وَتَرَكْتُمُونا فَتَجَهَّزْتُمْ وَالسَّيْفُ لَمْ يُشْهَرْ
وَالجاءْشُ طامِنٌ وَالرَّاءْىُ لَمْ يُسْتَصْحَفْ
وَلكِنْ اَسْرَعْتُمْ عَلَيْنا كَطَيْرَةِ الدّباءِ
وَتَداعَيْتُمْ اِلَيْنا كَتَداعِى الْفِراشِ
فَقُبْحاً لَكُمْ فَاِنَّما اَنْتُمْ مِنْ طَواغِيتِ الاُمَّةِ
وَشِذاذِ اْلاَحْزابِ وَنَبَذَةِ الْكِتابِ وَنَفَثَةِ الشَّيْطانِ وَعُصْبَةِ الاثامِ
وَمُحَرِّفى الْكِتابِ وَمُطْفِىِ السُّنَنِ وَقَتَلَةِ اَوْلادِ الاَنْبِياء وَمُبيرى عِتْرَةِ الا وْصِياءِ ومُلْحِقى الْعِهارِ بِالنَّسَبِ وَمُوذى الْمُؤْمِنينَ
[13] وَصُراخِ اءئِمَّةِ الْمُسْتَهْزِئِينَ الَّذِين جَعلواالْقُرآن عِضينَ
Explicación de vocablos
Uailakum: Ay de vosotros
Tanssitu: (de la raíz nasata) callaos y escuchad.
Enjazalat: caminó despacio como tortuga
Mala’a: se llenó
Taba’a: selló
Taraha: tristeza y dolor
Estasraja: pidió auxilio
Ualahin: (de la raíz ualaha), alguien que desea mucho algo
Asrahahu: respondió el pedido de auxilo
Mu’addin: preparados
Musta’iddin: (de la raíz este’dad), trote de caballo. Metáfora para referirse a velocidad y apuro para quienes son rápidos.
Salaltum: desenvainaron la espada
Hashashtum: (de la raíz hasha), encendieron el fuego
Yana: juntar y dejar preparado
Elb: fuerza, apoyo
Jasis: algo bajo y de poco valor
Tafil: incorrecto, indebido
Mahlan: despacio
Uailata: pl. uailah, aflicciones y calamidades
Lam iush-har: (voz pasiva de shaharahu), no atacó con la espada
Ya’ash: corazón, pecho
Ttamen: tranquilo
Estess-haf: cambiar, alterar
Ttairate daba’: ttaira significa: un vuelo; daba’ es un tipo de langosta, ttairte daba: vuelo de langosta
Tadda’u ‘alaihi: unirse para enemistarse con alguien
Tauagut: (pl. tagut), rebeldes con Dios. Cabezas de rebeldes
Shadhaz: personas sin raíces
Nabadhah: pl. de nabedh, quienes abandonan
Nafazah: mucosidad de la nariz y el pecho que la persona expulsa hacia el exterior.
Ism: pecado y traición
Muttfe’: (de la raíz ettfa’), significa quien apaga
Mubir: eliminador, exterminador
Suraj: grito, exclamación
 
Traducción y explicación
Jorazmi relata que el segundo discurso del Imam Husain (la paz sea con él) tuvo lugar cuando en el día de Ashura, ambas huestes estaban perfectamente preparadas y las banderas de las huestes de ‘Umr fueron izadas y resonaron los estruendos de sus tambores y trompetas. El enemigo, a cada lado, sitió las carpas del Imam Husain (la paz sea con él) tal como a la piedra de un anillo.
En ese momento, el Imam salió de entre la gente situándose frente a las filas del enemigo, les pidió que se calmen y que escuchen sus palabras. No obstante, ellos continuaron hablando y haciendo bataola. Por ello, los invitó, nuevamente, a callarse: “Ay de vosotros, ¿por qué no os callaís para poder oir mis palabras siendo que los estoy convocando hacia la guía y la felicidad?
Quien me, siga será feliz; y quien se oponga a mí, será quien perezca. Y todos vosotros, al no escuchar mi palabra estáis desobedeciéndome. Ciertamente que debido a los obsequios ilícitos que habéis recibido y los alimentos ilícitos con los que habéis llenado vuestros estómagos, Dios ha sellado sus corazones. ¡Ay de vosotros! ¿Por qué no los calláis, por que no me escucháis?
Cuando la palabra del Imam (la paz sea con él) llegó a este punto, los soldados de ‘Umar Saad comenzaron a reprocharse mutuamente obligándose a escuchar sus palabras.
Cuando el silencio se apoderó de las filas enemigas, el Imam continuó: “Oh gente, la ignominia, humillación y lamentos sean para vosotros que nos habéis convocado animosa y fervorasamente, y -cuando hemos respondido afirmativamente a vuestro pedido, dirigiéndonos inmediatamente hacia vosotros-, desenvainaron vuestras espadas en contra nuestro, encendiendo el fuego de la sedición que nuestro enemigo en común, ya había encendido.
Entonces, vosotros os levantasteis en apoyo a vuestros enemigos y en contra de vuestros Imames y líderes, sin que ellos (los enemigos) hayan dado un paso en vuestro beneficio y sin que vosotros tengais alguna esperanza en su bondad, siquiera, más allá de algunos pocos bocados ilícitos de este mundo -que ellos les han facilitado- y una vida vil que ambicionasteis, propuesta por ellos.
Deteneos, id más despacio. Ay de vosotros, nos habéis abandonado y privado de vuestro apoyo sin que hayáis visto de nosotros alguna falta o pensamiento errado. En momentos en que las espadas estaban en sus fundas; los corazones, calmados y las opiniones, firmes, os lanzaste hacia nosotros, como langostas; acercándoos desde todas partes, como mariposas (prometiéndonos un apoyo permanente), pero ahora, ¡que se ennegrezca vuestro rostro! Ciertamente que vosotros sois de los tagut (rebeldes, cabeza de los desviados) de esta comunidad. Vosotros sois las sobras de los confederados (que se reunieron en contra del Profeta en la batalla de Ahzab), que han abandonado el Corán y sois el arrojo sucio de Satanás y el partido de los traidores, los tergiversadores del Libro, extinguidores de la tradición del Profeta, los asesinos de los hijos de los profetas, y exterminadores de la descendencia de los albaceas de los profetas, vosotros son los que mezclan los hijos ilegítimos con los hijos legítimos, fastidiadores de los creyentes y los sostenedores de las cabezas que se burlan del Corán, “aquellos que fragmentaron el Corán”. (Coran, 15:91).
El Imam continuó sus palabras
وَاَنْتُمُ ابْنَ حَرْبٍ وَاءشْياعَهُ تَعْتَمِدُونَ وَاِيّانا تَخذُلُونَ اَجَلْ وَاللّهِ اَلْخَذْلُ فيكُمْ مَعْرُوف وَشَجَتْ عَلَيْهِ عُروُقُكُمْ وَتَوارَثَتْهُ اُصُوَلُكُمْ وَفُرُوعُكُمْ وَنَبَتَتْ عَلَيْهِ قُلُوبُكُمْ وَغَشِيَتْ بِهِ صُدُورُكُمْ فَكُنْتُمْ اَخْبَثَ شَجَرَةٍ شَجىً لِلنّاظِرِ وَاُكْلَةً لِلْغاصِبِ اَلا لَعْنَةُاللّه عَلَى النّاكِثينَ الَّذينَ يَنْقُضُونَ الايمانَ بَعْدَ تَوْكِيدِها وَقَدْ جَعَلْتُمُاللّهَ عَلَيْكُمْ كَفِيلاً فَانْتُمْ وَاللّهِ هُمْ اءَلا اِنَّ الدَّعِىَّ بْنَ الدَّعِىِّ قَدْرَكَزَبَيْنَ اثْنَتَيْنِ بَيْنَ السِلَّةِ وَالذِّلَّةِ وَهَيْهاتَ مِنَّا الذِّلَّة يَاْبى اللّهُ لَنا ذلِكَ وَرَسُولُهُ وَالْمُؤْمِنُونَ وَحُجُورٌ طابَتْ وَطَهُرَتْ وَانوفٌ حَمِيَّةٌ وَنُفُوسٌ اَبِيَّةٌ مِنْ اَن تُؤْثرَ طاعَةَ اللّئام عُلى مَصارِع الْكِرامِ اءلا اِنِّى قَدْ اءعْذَرْتُ وَاءنْذَرْتُ اءلا اِنِّى زاحِفٌ بِهذِهِ الاُسْرَة عَلى قِلَّهِ الْعَدَدِ وَخِذْلانِ النّاصِرِ.
فَإنْ نَهْزِمْ فَهَزّامُونَ قِدْماً
وَاِن نُهْزَمْ فَغَيْر مُهَزَّمينا
وَما اِنْ طِبُّنا جُبْنٌ وَلكِنْ
مَنايانا وَدَوْلَةُ آخَرينا
فَقُلْ لِلشّا مِتينَ بِنا اَفِيقُوا
سَيَلْقَى الشامِتُونَ كَما لَقِينا
اِذا مَاالْمُوْتَ رَفَعَ عَنْ اُناسٍ
بِكَلْكَلِهِ اَناخَ بِآخَرِينا
اَما وَاللّه لا تَلْبَثُونَ بَعدَها اِلاّكَريثَما يُرْكَبُ الْفَرَسُ حَتّى تَدُورَبِكُمْ دَوْرَ الرَّحى وَتَقْلَقَ بِكُمْ قَلَقَ الْمحْوَرِ عَهْدٌ عَهِدَهُ اِلَىَّ اءَبِى عَنْ جَدّى رَسُولِاللّه فَاجْمِعُوا اءمْرَكُمْ وَشُرَكاءَكُمْ ثُمَّ لايَكُنْ اءمرُكُمْ عَلَيْكُمْ غُمَّةً ثُمَّ اْقضُوا اِلَىَّ وَلا تُنْظِرُونِ اِنّى تَوَكَّلْتُ عَلَى اللّهِ رَبّى وَرَبِّكُمْ ما مِنْ دابَّةٍ اِلاّ هُوَ آخِذٌ بِناصِيَتِها اِنَّ رَبِّى عَلى صِراطٍ مُسْتَقيمٍ.
... اللّهُمَّ احْبِسْ عَنْهُمْ قَطْرَالسَّماءِ وَابْعَثْ عَلَيْهِمْ سِنِينَ كَسِنى يُوسُفَ وَسَلِّط عَلَيْهِمْ غُلامَ ثَقيف يَسْقيهِمْ كَاءساً مُصَبَّرَةً فَلا يَدَعُ فيهم اَحَداً قَتْلَةً بَقَتْلَةٍ وَضَرْبَةً بِضَرْبَةٍ يَنْتَقِمُ لى وَلاَوْليائى وَلا هْلِ بَيْتى وَاءشْياعِى مِنْهُمْ فَاِنَّهُمْ كَذَّبُونا وَخَذَلُونا وَاَنْتَ رَبُّنا عَلَيْكَ تَوَكَّلْنا وَاَليْكَ الْمَصيرُ[14]
Explicación de vocablos
Ibnu Harben: se refiere a Iazid Ibn Mu’auiah, puesto que el nombre de su ancestro (padre de Abu Sufián), era Harb.
Ashia’: seguiores
Ta’tamidun: os apoyáis, os respaldáis
Tajdulún: de la raíz jadala, dejan de apoyar
Shayat ‘alaihi ‘ruqukum: de la raíz shayahu-shayuan, significa lo motivó, lo incentivó. ‘uruq, pl. de ‘erq, significa venas, raíces.
Assl: raíz, rama
Gashia ua gueshuah: lo cubrió bajo la cortina, ocupó
Shayan: hueso o algo semejante que se atraganta en la garganta
Natter, nattur: jardinero
Ukulahu: bocado, fruta dulce y agradable
Nakesin: los que rompen el pacto
Aiman: pl. iamin, pactos
Da’í: hijo adoptado que haya sido denigrado, deshonrado por su origen ilegítimo, alguien vil
Rakaza rumh: clavó la lanza en el suelo, lo afirmó, puso algo en un lugar
Sellah: espada
Hhuyur: pl. de hhiyr, faldas, brazos
Onuf: pl. narices, es una metáfora para referirse al cerebro
Hamiah: alguien que no acepta ninguna opresión.
Nufus: almas, voluntades, aspiraciones
Abi: persona que no se somete
Tu-ziru: de la raíz izar, preferir una cosa sobre otra
Massare: pl. de masra’, tierra destinada a martirizar a las personas
Keran: pl. de Karim, personas nobles, genrosas
I’zhar: tener excusa, pruba final
Zahf: marcharse hacia un objetivo
Usra: familia
Hazm: hacer fracasar al enemigo, nahzimu, nuhzamu, muhazzam: en este sermón el Imam usa alfunas palabras de la misma raíz: en voz activa, pasiva y participio.
Teb: carácter, costumbre
Manaia-hauadez, sucesos, acontecimientos
‘Ifaqah: concientizarse, volver en si
Kalkal: un conjunto de camellos
Enajah: hacer sentar al camello
Riz: periodo, tiempo
Raha: molino
Qalaq: desconcierto, intraquilidad
Qummah: trabajo ambiguo
Nasiah: parte delantera del cabello. Ajd nasiah, es una metáfoa para humillar a la persona
Senin: pl. de senah, años de sequía
Mussabbar: fuerte amargura
 
Traducción y explicación
Vosotros ahora os habéis confiado y respaladado en Ibn Harb y sus seguidores y también dejaron de apoyarnos. Sí, por Dios que la humillación y el engaño son de las características más destacadas que poseéis, las cuales han echado raíces y venas, cuyo tronco y ramas las han heredado y sus corazones se han desarrollado con este vicio, y sus pechos se hallan colmados. Vosotros os asemejáis a una nefasta fruta que queda atravesada en la garganta de su agotado jardinero, pero que es dulce y agradable en la boca de su ladrón tirano.
La maldición de Dios caiga sobre quienes rompieron el pacto luego de haberlo consolidado. Ciertamente que vosotros habéis puesto a Dios como su garante y, por Dios que vosotros os encontráis entre aquellos.
Sabed, ciertamente que el deshonrado hijo del deshonrado (por ser hijos ilegítimos), me ha puesto en una encrucijada, entre la espada y la humillación ¡Y qué lejos está de nosotros la humillación! Ni Dios, ni su Profeta, ni los creyentes, ni los regazos y brazos inmaculados de nuestras madres aceptan tal humillación para nosotros. Tampoco las mentes recelosas y almas nobles de nuestros padres aceptarían para nosotros que prefiriésemos la obediencia de los canallas y viles sobre el escenario del martirio de los generosos y nobles.
 
Sabed que yo he cumplido con mi responsabilidad de aconsejarles y mi buena intención para vosotros, y sabed que, a pesar de la escasez de mis fieles y la falta de apoyos, estoy preparado para luchar contra vosotros.
Luego, el Imam recitó la siguiente poesía:
“Si triunfamos sobre el enemigo, en el pasado también hemos sido victoriosos; y si fracasamos, no nos pertenece el fracaso ni el temor.
Ya han sucedido cosas que benefician a otros.
Diles a los que nos reprochan: ¡Despertad, que pronto, ellos se enfrentarán con los reprochadores. Cuando el camello de la muerte se levanta de una casa, seguro se acostará en otra! (El Imam quiso decir que esta provsoria victoria en los sucesos de Ashura, pronto verán su resultado).
Sabed, por Dios, que luego de esta guerra, no tendrán tiempo de subir sobre el vehículo de vuestras aspiraciones, excepto por el escaso tiempo que un jinete dura sobre su caballo.
Pronto verán que el molino de los sucesos os hará girar y, al igual que el eje del molino, temblarán desconcertados.
Esta predicción y realidad mi padre me la ha transmitido mi abuelo, el enviado de Dios”. Y recitó las siguientes aleyas, que son las palabras del profeta Noé con el pueblo incrédulo y del profeta Hud con su pueblo incrédulo.
“Decidid junto a vuestros partidarios y que no os preocupe llevar a cabo lo que decidáis y ejecutad vuestra sentencia contra mí, sin hacerme esperar más. (Corán; 10:71).
En verdad, confío en Dios, mi Señor y vuestro Señor. No existe criatura que Él no lo lleve agarrado por su copete. Verdaderamente mi Señor está sobre un camino recto. (Corán, 11:56).
Luego el Imam Husain (la paz sea con él), levantó sus manos hacia el cielo y dijo: “Oh Dios mío, córtales la lluvia y envíales años de sequía como los años de Yusuf. Haz que domine sobre ellos el joven de la tribu de Zaquifah que les haga saborear copas amargas de humillación que no deje a nadie de ellos en paz y que vengue mi sangre, la de mis amigos, mi familia y mis seguidores, muerte por muerte y golpe por golpe, ciertamente que ellos nos desmintieron, nos abandonaron y humillaron, y Tú eres nuestro Señor, en Ti nos encomendamos y hacia ti es nuestro rumbo.
 
Puntos importantes en este sermón
Cada frase de este valioso sermón, al igual que otros sermones, necesita de explicación y desarrollo y contienen importantes resultados y instrucciones aleccionadoras.
En una parte de este sermón el Imam reprocha a la gente de Kufa y les recuerda la traición al pacto. ¿Cómo es que un día, a raíz de los crímenes de los omeyas se vuelcan hacia el Imam como mariposas alrededor de una vela y luego son capaces de cambiar su posición ciento ochenta grados, dejar solo al Imam y nuevamente apoyar a los omeyas.
En el comienzo de este sermón el Imam considera esta conducta como resultado de comidas ilícitas con las que llenaron sus panzas. Luego les explica: sepan que en la encrucijada de una muerte honorable y una vida humillante, elegiré la muerte honorable: “haihat minna ddellat” (lejos está de nostros, la humillación.
Más adelante el Imam les anuncia su futuro, desgraciado y nefasto a través de la frase: “Oh Dios, haz que domine sobre ellos el joven de la tribu de Zaquifah” (haciendo referencia al Mujtar Zaqafi, el valiente joven de la tribu de Zaquifah, luego de algunos años, tomó Kufah y vengó y la sangre del Imam Husain de todos los asesinos y criminales de Karbalá).
He aquí la eplicación de algunos puntos:
1. El resultado del alimento ilícito en el desvío de la verdad.
Según muchas narraciones de Ahlul Bait (la paz sea con ellos) y de algunas aleyas coránicas, cada uno de los pecados, si no va seguido de un arrepentimiento sincero y un regreso hacia Dios puede ser efectivo en la formación de desviaciones y extravíos de pensamiento. Pero, en medio de todos los pecados, alimentarse de comidas ilícitas, tiene mayor efecto en los extravíos y desvío del camino de la verdad.
Este principio no sólo en las personas adultas tiene efecto sino que tiene que ser acatado, minuciosamente en la alimentación de los niños y en la alimentación de las madres durante embarazo, ya que aunque los niños no son responsables de cuidarse en la comida, esta, en sí misma, tendrá un efecto primordial en la formación de su futura estructura intelectual y espiritual.
Por lo tanto, el Imam Husain, en la primera parte de este sermón, considera que la causa principal de su oposición al Imam es el consumo de comida ilícita, a tal punto que no están dispuestos, siquiera, a escuchar sus palabras.
En el desarrollo de este tema el Imam nos recuerda cómo en los años pasados, ellos habían recibido muchísimo dineros ilícito de parte de Muauiah, a título de regalos, con el fin de hacer fracasar a mi padre Ali (la paz sea con él) y alejar a mi hermano Hasan Muytaba de la política y el califato. A raíz de estas comidas ilícitas, con las que llenaron sus estómagos, sus corazones se ennegrecieron y sus ojos se enceguecieron frente a la verdad y sus oídos se ensordecieron frente a la palabra de su Imam.
2. La fuerza del Islam en contra del Islam
El segundo punto importante en este sermón es el llamado a la reflexión respecto a ¡¿cómo es posible que ellos se levanten en contra de la familia del Profeta valiéndose de la espada que pertenece a la familia del Profeta?! ¿Usan la fuerza que el mismo Islam les ofreció en contra del propio Islam?
Si reflexionamos un poco, veremos que estos dos puntos importantes que el Imam menciona no se limitan, únicamente, a la época y lugar del Imam Husain (la paz sea con él) sino que es una realidad que todos los seres humanos experimentan cuando se enfrenta la verdad con la falsedad. [Nada más parecido a la triste realidad que vivimos en nuestros días donde, quienes se consideran custodios de los dos principales lugares sagrados del Islam, en lugar de gastar su dinero en apoyar a los musulmanes oprimidos del mundo en contra de los opresores de la arrogancia mundial y el sionismo, lo gastan en la formación de grupos extremistas que apuntan sus espadas en contra de los musulmanes en diferentes países musulmanes, unidos al sionismo, encontrándose en la misma trinchera de los enemigos del Islam. Si toda esta riqueza legendaria hubiera sido utilizada para el avance de los países islámicos, ¡qué gran avance hubiera habido en estos países!].
Y como dice el Imam, esta conducta de parte de los musulmanes ¡Cuánta alegría podría traer para los enemigos del Islam y cuánta tristeza y angustia para los que aman el Islam!: “Vosotros os asemejáis a una nefasta fruta que queda atravesada en la garganta de su agotado jardinero, pero que es dulce y agradable en la boca de su ladrón tirano”.
Las palabras del Imam nos enseñan que el musulmán debe elevar su conocimiento y tener perspicacia para conocer las circunstancias que se viven en cada época, y que debemos saber que en cada tramo de la historia y en cada lugar, existen los Yazid, que se levantan para hacer fracasar al Islam. Y, lamentablemente, existen entre los propios musulmanes quienes, consientes o no, apoyan las filas de los Yazid de cada época. Y en estas situaciones,¡ qué prueba tan difícil es que no sólo los Yazid, Mu’auiah y Hayyay (gobernadores opresores y criminales omeyas) no puedan pasarla sino que, incluso, los musulmanes que ostentaban ser los más practicantes (pero que , en realidad, eran ingenuos, carentes de perspicacias y capacidad de reconocer quiénes eran los enemigos). En la historia, encontramos, además, muchos otros ejemplos: a Abu Musa Ash’ari, a quien la gente eligió para representar la hueste del Imam Ali en la batalla de Siffin, -en lugar de Malik Ashtar quien había sido sugerido por el Imam Ali (la paz sea con él)- en contra de Amru As, el astuto ministro de Muauiah que lo engañó en el fallo luego de terminada la batalla­ ; o los participantes de la batalla de Yamal en contra del Imam Ali (la paz sea con él),; y los participantes de la batalla de Nahrauan -quienes, en su mayoría, eran memorizadores de Corán y con marcas en sus frentes debido a sus largas prosternaciones-, tampoco puedan pasarla.
Estas últimas no son menos peligrosas para el Islam que los primeros.
 
La voluntad inquebrantable
3. El tercer punto importante en este sermón es el anuncio de la posición categórica del Imam y la voluntad inquebrantable de no aceptar la humillación.
El Imam Husain (la paz sea con él), en la situación más difícil y estando bajo las espadas, lanzas y el aplastamiento de caballos exclamó: “haihat minna ddellat”.
Según el escritor de estas líneas, en lugar de una bandera roja sobre la cúpula del santuario del Imam (la paz sea con él), sería más adecuado poner una bandera con este lema.
El Imam, con sus expresivas palabras dijo: “Si ahora triunfamos sobre el enemigo, sepamos que en el pasado también hemos sido victoriosos; y si fracasamos, entonces, el fracaso y el temor no nos corresponde”. El Imam quiso decir que aunque nos martiricemos no fracasaremos. Nuestros cuerpos se harán pedazos bajo las patas de los caballos pero no dañarán, en lo más mínimo, nuestra inquebrantable voluntad.
Cuando el Sheij Kazem Azri compone la poesía que dice: “Las lanzas habrán podido afectar todos los miembros de su cuerpo pero no pudieron dañar su nobleza, voluntad y gran personalidad, puesto que estas virtudes están inmunes a cualquier cambio o alteración”, una persona conocida del poeta soñó con Fátima Zahra (la paz sea con ella), que le decía: “Ve y pide la poesía al Sheij Kazem. Aunque esta persona no tenía buena relación con el poeta fue a la casa diciéndole: “Sheij, tú has compuesto esta poesía: “…”. El sheij le dijo: “Sí, pero yo todavía no la he recitado a nadie hasta este momento, ¿de dónde sabes tú?” Contestó: “Ahora, Fátima Zahra me la ha recitado en sueños y me dijo que viniera a tu casa”.
“Las lanzas afectaron todos los miembros de su cuerpo pero no pudieron dañar su nobleza, voluntad y gran personalidad, puesto que estas virtudes están inmunes a cualquier cambio o alteración”.
 
Todos derechos reservados.
Se permite copiar citando la referencia.
Fundación Cultural Oriente

[1] Ansabul Ashraf, tomo 3, p. 185; Tarij Tabari, sucesos del año 61; Kamel Ibn Azir, tomo 3, p. 285; Irshad, p. 230.
[2] Tarij Tabari, “Sucesos del año 61”, Kamel Ibn Azir, t. 3, p. 285; “Luhuf”, p. 79; “Maqtal Jurazmi”; t. 1, p. 246; “Maqatilu Ttalibin”, p. 82…
[3] Transmitido de “Maqtal Mukarram”, p. 258.
[4] Ibid, p.262.
[5] Uf es una expresión árabe para despreciar y criticar.
[6] Tarij Tabari, sucesos del año 61, pág. 324, 325; Ershad, pág. 233.
[7] Maqtal Jarazmi, t. I, p. 252.
[8]Tarij Tabari, tomo VII, p. 327; Ibn Azaker, p. 211; Kamel Ibn Azir, tomo III, p. 287, Irshad, p. 233.
[9]Tarij Tabari, Sucesos del año 61, Kamel Ibn Azir, t. 3 p. 287, Irshad, p. 284.
[10]Maqtal Jarazmi, tomo 1, p. 253; Tarij Ibn Asaker p. 215.
[11] Anssabul Ashraf. Tomo 3, p. 188; Maqtal Jarazmí, tomo 1, p. 252 a 253.
 [12] N. de T.: El clan de Bani Hashem al que pertenecía el profeta y el clan de Bani Umaiiah provien de dos ancestros qe eran hermanos: Abdul Manaf (Bani Hashem) y Abdu Shams (Bani Umaiiah)
[13] Tuhaful ‘uqul, p. 171; Maqtal Jarzmi, tomo 2, p. 7 y 8, etc. Con alguna diferencia en los textos, nosotros hemos usado la fuente Maqtal Jarazmi,
Ibid [14]
Palabras del Imam en la tarde de Tasu’ah (noveno día de Muharram).jpg
Bajar el archivo PDF: 
Tema: