Las artimañas y estrategias en el manejo del discurso xenófobo, islamófobo e antiinmigrante de Donald Trump

Las artimañas y estrategias en el manejo del discurso xenófobo, islamófobo e antiinmigrante de Donald Trump
Sdenka Saavedra Alfaro[1]
 
El mensaje xenófobo, islamófobo e antiinmigrante que acompañó la campaña electoral del actual Presidente de los EE.UU. Donald Trump, está más vigente que nunca; pues ya cumplió con una de sus promesas electorales al firmar la orden ejecutiva para iniciar la construcción del muro en frontera con México[2], y también ya vetó la entrada de refugiados e inmigrantes como lo manifestaba desde Siria, Irán, Sudán, Libia, Somalia, Yemen e Irak, países de mayoría musulmana[3].
“El decreto establece una prohibición indefinida a la entrada de refugiados de Siria. También prohíbe durante 90 días la entrada de extranjeros de varios países. No los detalla, pero el decreto remite a otro texto que se aplica a Siria, Irán, Sudán, Libia, Somalia, Yemen e Irak. El veto podría ser indefinido para aquellos países que no entreguen información migratoria requerida por EE UU, lo que puede afectar especialmente a Irán dado que no mantiene relaciones diplomáticas con Washington”[4].
Este odio hacia los musulmanes lo expresó categóricamente en una entrevista con Christian Broadcasting Network[5], donde explicó que dará prioridad en la solicitud de refugio a cristianos sirios.
“En una entrevista exclusiva con The Brody File, el Presidente Donald Trump dice que los cristianos perseguidos tendrán prioridad cuando se trate de solicitar el estatuto de refugiado en los Estados Unidos. "Vamos a ayudarles", dijo el presidente Trump a CBN News. Han sido horriblemente tratados. ¿Sabes si eras un cristiano en Siria era imposible, al menos muy duro entrar a los Estados Unidos? Si fueras musulmán podrías entrar, pero si eras cristiano, era casi imposible y la razón era tan injusta, todo el mundo era perseguido con toda justicia, pero estaban cortando las cabezas de todos, pero más a los cristianos. Y pensé que era muy, muy injusto"”[6].
Esta preferencia para los cristianos y la exclusión de los musulmanes, podría interpretarse como una medida discriminatoria contraria a los valores constitucionales de Estados Unidos; según organizaciones de derechos civiles como la ACLU (Unión Estadounidense por las Libertades Civiles), [7]que dentro de sus posiciones se encuentra la libertad religiosa, que defiende el derecho de los estadounidenses para practicar cualquier clase de religión y para realizar demostraciones públicas de su fe; así como también defiende los derechos de los inmigrantes[8].
También al respecto organizaciones progresistas y de defensa de los derechos humanos criticaron el decreto, y al respecto, en un comunicado, la Presidenta del Center for American Progress, Neera Tanden[9], manifestó.
“Excluir a la gente según su nacionalidad -para lograr, de hecho, un veto basado en la religión- va en contra del tejido moral de nuestra nación y de nuestros intereses de seguridad nacional”.
Al mismo tiempo la propia liga árabe criticó las medidas migratorias del nuevo Presidente de los Estados Unidos, aludiendo su profunda preocupación por el veto temporal a varios países musulmanes, la mayoría de ellos integrantes del organismo, así como por la prohibición de la llegada de refugiados sirios a EE.UU., ya que estos buscan huir del infierno del conflicto que azota a su país desde el 2011.
“La comunidad musulmana en EE.UU. es una de las que más acatan las leyes del país norteamericano y que contribuye de manera “positiva” a EE.UU.”, señaló el secretario general del bloque, Ahmed Abulgueit[10].
Hay que señalar también que el mundo condenó esta medida islamófoba y discriminatoria de Trump; ya que varios aeropuertos del país fueron escenario de protestas contra el odio, el racismo y la islamofobia que se están apoderando de su país, las quejas se produjeron en varias ciudades como Seattle, Chicago, Los Ángeles, Nueva York y Dallas[11].
“Miles de manifestantes salieron este domingo a las calles de las principales ciudades estadounidenses para expresar su rechazo a la orden ejecutiva del presidente Donald Trump que veta la entrada al país de los ciudadanos de siete países de mayoría musulmana”.[12]
“Las movilizaciones continuarán también en muchos aeropuertos, como el de Dulles en Washington y el de Los Ángeles, donde centenares de personas se dieron cita coreando consignas como "El amor, no el odio, es lo que hace grande a Estados Unidos" y portando pancartas como "No al veto. No al muro"”.
También el canciller de Irán, uno de los países sobre el que recaen las restricciones, tachó el decreto como un regalo para los extremistas y sus partidarios. Previamente, la Cancillería iraní anunció que Teherán aplicará la reciprocidad, y prestará apoyo jurídico y consular a los afectados. Además, que el Presidente del Parlamento iraní, a su vez, consideró que la medida pone de relieve el carácter racista y violento de la nueva Administración norteamericana.
Como estamos pudiendo comprobar el mundo entero está contra este inmenso odio que el actual Presidente de los Estados Unidos tiene hacia los musulmanes y los inmigrantes, y sobre ellos al respecto ordenó la construcción inmediata del muro fronterizo con México; pues dijo que será para impedir la entrada a EE.UU. de “violadores” y “adictos a la droga”[13] bajo el supuesto que con él EE.UU. recuperará el control de sus fronteras.
Debemos aclarar también al respecto que con la construcción de este muro no se solucionará en nada la crisis inmigratoria, más al contrario continuará, porque el país con más inmigrantes indocumentados en la actualidad es EE.UU. llegando hasta ahora a la cantidad de casi 11 millones de indocumentados en ese país, los que provienen especialmente de América Latina; así lo confirma un informe elaborado por el Centro de Estudios sobre Migración.
“El número total de inmigraciones sin papeles que viven en EE.UU. es de 10.9 millones en el año 2014, algo más de la mitad de ellos casi 6 millones son procedentes de México, por detrás se encuentran los inmigrantes sin papeles de países de América Central (1.58 millones), de Asia (1.57 millones), de Sudamérica (637.000), del Caribe (445.000), de África (308.000), de Europa (303.000) y de Oceanía (21.000)”.[14]
“El país con mayor población indocumentada sigue siendo California, con casi 2.6 millones en 2014, por delante de Texas (1.73 millones), Nueva York (817.000), Florida (711.000), Illinois (455.000), Nueva Yersey (452.000) y Georgia (345.000)”.[15]
Y si deporta a tan gran cantidad de personas a sus países de origen como afirmó, el país se quedará sin población como lo estamos corroborando; pues los verdaderos estadounidenses son los indios originarios, los nativos, los indígenas de los Estados Unidos, también conocidos popularmente como Native American (Nativo Americanos), son las etnias amerindias que viven en los Estados Unidos y que hablan lenguas amerindias, caracterizadas por su diversidad y número; como los apaches, los Cheyenne, los comanche, los navajo[16]; etc… los que en fueron por siglos torturados, perseguidos y dejados en el olvido y hasta en la actualidad los que continúan siendo discriminados, debemos señalar que más de cuatro millones de personas se identifican como indios americanos y nativos de Alaska, siendo California, Oklahoma y Arizona los estados con el mayor número de indios originarios[17].
Con respecto a la islamofobia que caracteriza la política de Trump, al vetar la entrada a refugiados e inmigrantes precisamente de países musulmanes como lo es caso de Siria, por ejemplo, es una medida totalmente extrema o cómo se podrá tildar a tanta maldad y crueldad por parte del imperialismo; ya que el decreto establece una prohibición indefinida a la entrada de refugiados de Siria, recordemos que esta invasión por parte de Estados Unidos y sus aliados entre ellos Arabia Saudita por sus intereses económicos en estas regiones ha dejado casi cinco millones de refugiados[18], los que se encuentran pidiendo asilo y protección en estos momentos y los que están muriendo por el frío extremo por ejemplo en Grecia.
Debemos señalar también que de acuerdo al periódico El País[19], el actual Presidente de los Estados Unidos, vinculó el veto a la inmigración con la memoria a los cerca de 3.000 muertos en los atentados del 11-S en las Torres Gemelas en Nueva York, el Pentágono, a las afueras de Washington, y Pensilvania, manifestando que “Los honraremos no solo con nuestras palabras sino también con nuestras acciones, y eso es lo que estamos haciendo hoy”.
Está demás preguntarse por qué en la lista de la prohibición temporal de visado no figura Arabia Saudita, país de procedencia de 15 de los 19 terroristas que atentaron con EE.UU. con aviones comerciales el 11 de septiembre de 2001, ni por qué tampoco no incluyó a Emiratos Árabes Unidos y Egipto, el país de procedencia de otros tres de los terroristas, tres países aliados de seguridad de Washington en Oriente próximo[20].
Como estamos viendo, Trump está recurriendo a un antiguo y falso cliché al señalar que los musulmanes son terroristas, vendría también la aclaración de quién ha creado y quién se encuentra financiando grupos terroristas que no tienen nada que ver con el islam, como lo es el mal denominado Estado Islámico (Daesh en árabe), Al Qaeda, Boko Haram; pues el propio Secretario de Estado de los Estados Unidos, John Kerry, admitió que Washington había usado al grupo takfirí EIIL (Daesh, en árabe) para intentar derrocar al gobierno sirio[21].
O también negar informes como el del Observatorio de los Derechos Humanos (HRW, por sus siglas en inglés) en el que señala a EE.UU. como “cómplice de los crímenes de guerra saudíes”[22] el que fue
publicado por The Washington Post.
Es más estos grupos terroristas que el imperialismo y el sionismo están subvencionando se han convertido en el leviatán que ahora son, y sólo para sus fines y estrategias, porque de otra manera ¿Por qué hasta el día de hoy no se lo ha eliminado?; así como lo afirma el escritor Patrick Cockburn[23]:
“La estrategia de EE.UU., Arabia Saudita, de Europa Occidental y los países del Golfo es derrocar al Presidente Sirio, Bashar Al Assad, único bastión de la lucha contra el EI y otros yihadistas en Siria. Si Al Assad se va el EI sale beneficiado, puesto que derrotará o absorberá lo que queda de la oposición armada Siria. Sin embargo, la línea estratégica de EE.UU es apoyar al gobierno de Irak en su lucha contra el EI, pero dejar al de Siria fuera de juego o incluso tratar de eliminarlo”.[24]
Con esto estamos comprobando también esa doble moral de la fallida estrategia de EE.UU en Irak y Siria, que obviamente está contribuyendo como lo manifestó Cockburn, al fortalecimiento de este grupo terrorista en este caso que es el EIIL (Daesh en árabe).
Lo que estamos viendo hoy nuevamente con toda esa actitud islamófoba, racista, antiinmigrante, discriminatoria del primer mandatario de los Estados Unidos, al vetar la entrada a refugiados, migrantes específicamente de países musulmanes, no es otra cosa que la demonización del islam; pues ya sirvió y sirve discursivamente para justificar guerras y luchas por los recursos, hoy es el petróleo, mañana será el agua, pericias y maniobras que Trump y el sionismo tienen bajo el mantel.
O como otros escritores lo han afirmado, entre ellos Lal Khan[25], quien señaló que estos intereses imperialistas ya tuvieron un lugar en la historia de la humanidad con la existencia del surgimiento del fundamentalismo moderno y sus orígenes.
“El fundamentalismo islámico moderno fue obra del secretario de estado norteamericano John Foster Dulles. Inmediatamente después de la derrota de los británicos y franceses en el conflicto del Canal de Suez en 1956, el imperialismo estaba alarmado. La subida al poder de Nasser en Egipto y de otros líderes populistas de izquierda en el Oriente Medio y otros países islámicos representaba una amenaza directa a los intereses imperialistas en relación al petróleo. Durante casi tres o cuatro décadas, EEUU alimentó, patrocinó y fomentó el fundamentalismo islámico. En la mayoría de los países, aunque con excepciones como la de los chiítas en Irán, estas organizaciones fundamentalistas sirvieron como fuerzas de choque de dictaduras y otros regímenes represivos patrocinados por los americanos. En Indonesia, los militantes de Sarakat-a-Islam jugaron el papel de chivatos y agentes del estado en las brutales ejecuciones de cerca de un millón de comunistas a manos de la dictadura de Suharno en 1965”.[26]
Lo que queda claro es que los países aliados al imperialismo, los que son también de mayoría musulmana como son Arabia Saudita, Egipto, Emiratos Árabes Unidos; es decir los que hicieron negocios con Trump, son los que están omitidos de su veda, al igual que Turquía, India o Filipinas, como nos lo recuerdan Richard Painter y Norman Eisen[27], exabogados de ética de la Casa Blanca en las presidencias de George W. Bush y Obama cuando escribieron en el diario The New York Times.
Parece que los inmigrantes de países que pueden permitirse hacer negocios con la organización Trump están libres de ir y venir de EE.UU."
“Los inmigrantes de países que no pueden pagar tales transacciones", agregaron, "Podrían muy bien ser detenidos en el aeropuerto y enviados a casa, donde algunos pueden perecer”.
Estas artimañas, tácticas y estrategias ya fueron planeadas con anticipación, porque también debemos recordar que en diciembre del 2015 al mes siguiente de los ataques vinculados al EI(Daesh) que dejaron 130 muertos en París, y unos días después de que una pareja asesinara a tiros a 14 personas en San Bernardino, California, Donald J. Trump en su campaña electoral llamó a un bloqueo total y completo de los musulmanes que ingresan a Estados Unidos[28]; entonces de qué estamos hablando EE.UU nuevamente está alimentando, patrocinando y fomentando el fundamentalismo islámico por sus interés económicos, arrogantes y de poder, esperamos que no se avecine otro 11 de septiembre; pues por lo visto la puesta en escena ya está lista, porque estos sólo son los ensayos, júzguelos usted.
 
Todos derechos reservados.
Se permite copiar citando la referencia.
Fundación Cultural Oriente

[1] Escritora, Periodista, Profesora e Investigadora Boliviana, miembro de la Asociación de Investigadores en Comunicación y Educación para el Desarrollo (AICED) La Paz-Bolivia.
[2] www.hispantv.com “Trump ordena iniciar construcción de muro en frontera con México”; (25 de Enero de 2017).
[3] internacional.elpais.com “Trump veta la entrada de varios países musulmanes”; (28 de Enero de 2017).
[4] Ídem.
[5] La red cristiana de la difusión (CBN) es una red de televisión y una compañía de producción cristiana religiosa orientada al cristianismo. Fundada por Televangelist Pat Robertson, su sede y estudios principales se basan en Virginia Beach, Virginia.
[7] La Unión Estadounidense por las Libertades Civiles (en inglés American Civil Liberties Union o ACLU) es una organización sin fines de lucro de Estados Unidos. Sus oficinas centrales se encuentran en Nueva York y su misión principal es "defender y preservar los derechos individuales y las libertades garantizadas a cada persona en este país por la Constitución y las leyes de los Estados Unidos".
[8] "Defender y preservar los derechos y libertades individuales garantizados a cada persona en este país por la Constitución y las leyes de los Estados Unidos" (Sitio web de la Unión Americana de Libertades Civiles)”.
[9] Tanden Neera, Presidenta y Directora Ejecutiva del Centro para el Progreso Americano y el Centro para el Fondo de Acción de Progreso Americano, donde se enfoca en cómo ambas organizaciones pueden cumplir sus misiones para ampliar las oportunidades para todos los estadounidenses.
[11] www.hispantv.com “El mundo condena medida islamofóbica de Trump”; (Domingo 29 de Enero de 2017).
[12] www.telesur.com “Siguen las protestas contra decreto inmigratorio de Trump”; (Lunes 30 de Enero de 2017).
[13] www.actualidad.rt.com “Trump ordena la construcción inmediata del muro”; (25 de Enero de 2017).
[14]“Indocumentados en EE.UU., por debajo de los 11 millones por primera vez desde 2004”; (21 de Enero 2016): http://www.diariolibre.com/mundo/eeuu/indocumentados-en-eeuu-por-debajo-...
[15] Ídem.
[16] Adams, David Wallace. Education for Extinction: American Indians and the Boarding School Experience 1875–1928, University Press of Kansas, 1975. ISBN 0-7006-0735-8 (hbk); ISBN 0-7006-0838-9 (pbk).
[19] www.elpais.com “Trump veta la entrada de refugiados e inmigrantes de varios países musulmanes”; (28 de Enero de 2017).
[20] Ídem.
[21] www.hispnatv.com “Kerry admite: EEUU intentó usar a Daesh para derrocar a Al-Asad”; (6 de enero de 2017).
[23] Periodista, Escritor, autor del libro: “The Jihadis return: ISIS and The New Sunni Uprising” (“El retorno de los Yihadistas: EIIL y el Nuevo Levante Sunita”). O mejor conocido como “El retorno de la Yihad”, el que fue traducido a muchos idiomas; 2014.
[24] www.actualidad.rt.com “Cómo Estados Unidos ayudó al Estado Islámico a convertirse en un gran monstruo”; (27 de agosto 2014).
[25] Lal Khan, “El surgimiento del Fundamentalismo islámico. Causas y Perspectivas”, Centro de Estudios Socialistas; octubre 1994.
[26] www.centromarx.org “Luchas anti-imperialistas. El surgimiento del Fundamentalismo Islámico. Causas y Perspectivas”.
[27] Richard Painter, profesor de derecho en la Universidad de Minnesota, fue el principal abogado de ética de la Casa Blanca de 2005 a 2007 y es vicepresidente de Ciudadanos por Responsabilidad y Ética en Washington. Norman Eisen, un compañero visitante en la Institución Brookings, fue el principal abogado de ética de la Casa Blanca de 2009 a 2011 y es el presidente de CREW.
Las artimañas y estrategias en el manejo del discurso xenófobo, islamófobo e antiinmigrante de Donald Trump.jpg
Bajar el archivo PDF: 
Tema: