Eid al-Fitr; fiesta de unidad y simpatía de los musulmanes

Eid al-Fitr, fiesta de unidad y simpatía de los musulmanes
La alegría de los musulmanes en Eid al-Fitr, no es por acabar un mes de ayuno, sino que es una salvación de los pecados y un renacimiento. Ramadán, es para los pecados como un horno que quema las características despreciables de los ayunantes, luego nace un hombre nuevo, como el ave fénix que renace de las cenizas. La razón principal de alegría para los musulmanes es que regresan a su naturaleza divina y pura.  El perfume agradable de Eid al-Fitr, pasa las puertas del Ramadán y perfuma las casas de los musulmanes.
Eid al-Fitr, es un tiempo para que florezca la fe en el alma de los devotos. Durante el mes de ayuno, limpian su alma y sacan la maldad de su cuerpo, y festejan con alegría la fiesta del fin del ayuno. Este es un día muy especial, pues es el regreso del hombre a su naturaleza pura. Los devotos, agradecen adorando a su Señor, los cuales durante el mes de Ramadán han controlado sus deseos carnales, llegando a lugares elevados de fe y piedad, y por lo tanto en esta fiesta disfrutan de un placer espiritual. Esta fiesta real es por haber logrado esos grados.   El resplandor del mes de Shawal, viene después del Eid al-Fitr, los musulmanes van hacia el lugar para celebrar el rezo del Eid, sus labios en este santo día, recitan con dignidad y alabanza al Señor de los mundos. Desde los minaretes de las mezquitas se convocan a los fieles para adorar a Dios en un lugar de amor. “Dios es grande, Dios es grande, No hay más dios que Dios, Dios es más grande de lo que podemos describirlo, Dios es grande, No hay otro más adorado que Dios, y Dios es el más grande, Dios es grande y todas las alabanzas son para Dios, las gracias son para Él por todo lo que nos da”.   El profeta del Islam dice: adornemos las fiestas del Eid al-Fitr y Eid Qorbon, con los lemas “No hay más Dios que Alá, Dios es grande, las alabanzas pertenecen a Dios.
Aquel Profeta, se comportaba así: durante los días del Eid, con ropas limpias y con un perfume agradable salía de su casa, y hasta legar al lugar del rezo, con voz en alto recitaba: No hay Dios que Alá, Dios es grande. Incluso antes y durante sus Sermones con voz en alto repetía estas palabras de vital importancia.    El Imam Reza (la paz sea con el), dice: decir mucho Dios es grande en Eid al-Fitr, significa la trascendencia de Dios y un tipo de dar gracias por las bendiciones y las iluminaciones del Señor del universo. El Eid al-Fitr, es una fiesta general, y se conmemora en cualquier punto del mundo del Islam.   Este año, algunos países islámicos viven en crisis, y el pueblo ya no puede festejar como en el pasado. Es un gran día para honrar y postrarse, como es la costumbre. Hay fuego de codicia en algunos países islámicos como Siria, Egipto, Barein, Túnez y Afganistán, la gente está sufriendo. Palestina, desde hace 65 años está en manos de la tiranía de los sionistas. Los musulmanes de Afganistán y Pakistán e Irak, no están a salvo de ataques, todo este sufrimiento y asesinato brutal por parte de occidente y de los enemigos del Islam. Ellos no quieren que los musulmanes vivan libremente como los seguidores de las otras religiones. Los enemigos para provocar enemistad y crear profundas brechas entre sunitas y chiíes, pisotean la dignidad y grandeza de los musulmanes.   Los musulmanes cada año en diferentes países del mundo con gloria especial dan la bienvenida al Eid al-Fitr. Por ejemplo, Siria, ha sido testigo de la alegría del pueblo y de sus fiestas, la gente adornaba las ciudades y compraban ropas nuevas, limpiaban las casas y compraban pasteles, e invitaban a familiares y amigos. Pero ahora, en la mayor parte del país, los Takfiries han destruido sus casas y han matado mucha gente. Muchas de las mujeres y niños viven en los campos. De todas formas, dan la bienvenida al Eid al-Fitr.
La celebración del Eid al-Fitr puede demostrar de manera contundente la dignidad y grandeza de los musulmanes, despreciando a los enemigos. La gran obra de los musulmanes durante la celebración del Eid, es prometer cambios disuasivos para la comunidad musulmana. Sobre este asunto hay una narración sobre la pauta del Imam Reza (p) en relación al día del Eid al-Fitr que les invitamos a escuchar.   Los califas cuando rezaban durante los Eids Fitr y Qorbon, cambiaron el método de su rezo el cual era distinto al método o sunna del profeta. El califa montado en su caballo que tenía un collar de oro o de plata, tomaba una espada de oro. Las tropas salían detrás de él, como si se fuera a luchar. Luego se dirigían a Mossala (lugar para rezar) y regresaban. Por aquel entonces, Mamoon, famoso por sus trucos y engaños, insistió a Imam Reza que realizara la oración del Eid al-Fitr como estaba designado en su gobierno. Al principio Imam Reza no aceptó, pero después de tanta insistencia por parte de Mamoon, le puso una condición, y le dijo: Yo rezo la oración con una condición, que se cumpla como mi abuelo el profeta y como mi padre Ali (la paz sea con él). Mamoon aceptó, e Imam Reza pidió a la gente que en el día del Eid vistieran ropas normales y vengan descalzos humildemente y se presenten ante su creador. Imam Reza, también vestido de manera sencilla como su abuelo, y con los pies descalzos, abandonó su casa con modestia especial y recitó “Dios es grande, Dios es grande, No hay Dios más que Alá”.   Hacía años que la gente no escuchaba estos versos, ni tampoco habían visto tal situación. Aquel Imam lloraba en presencia de su Señor, el pueblo entusiasta rodeó al nieto del profeta del Islam. Junto con el Imam, el pueblo también decía Dios es grande. Esto sucedió en la ciudad de Marve. Las noticias llegaron a oídos de Mamoon, quien con mucha ansiedad dijo que si Imam Reza continuaba rezando con la gente de manera tan fascinante, el régimen será derrocado. Por lo tanto Mamoon mandó a su mensajero para que impidiese a Imam Reza de continuar con el rezo del Eid al-Fitr. Esto demuestra que Mamoon no podía soportar el rezo por Imam Reza.   Este suceso es un importante mensaje y muestra que si el rezo del Eid al-Fitr se celebra con un alma pura y real, pueden revelarse los enemigos del Islam, y ponerse de manifiesto la religión pura de Mohammad (saludos sean para él y sus descendientes).   El Imam Ali (la paz sea con él): “Hoy es un día que el Señor ha puesto como Eid para los musulmanes, y os merecéis esta fiesta, entonces siempre recuerda a tu Señor que Él también os recordará. Llámalo que aceptará tu llamada, en este día bendito paga tu zakat que es la verdadera tradición de tu profeta, y estas obligado a tu Señor. Eid al-Fitr, es un suceso espiritual que ocurre después de 30 días de obedecimiento a Dios, este día es el fin de la invitación de Dios, y es el tiempo de cosechar los frutos de piedad y justicia. En este día agradable, las puertas del cielo están abiertas para los piadosos y devotos, y la bendición divina cae como lluvia. Todo tiene un olor divino y es un día de acercamiento a Dios. El profeta de Dios dijo: “cuando viene la noche del Eid, es incalculable la recompensa de Dios para los ayunantes”.   Los musulmanes empiezan su Eid proclamando “No hay Dios más que Alá”, y alaban a su Señor, y con este acto envían la voz del monoteísmo al mundo. En los rostros de los oradores se puede ver la prosperidad de un mes de adoración y sinceridad.   Ellos se congratulan por la victoria de haber conquistado al diablo interna y externamente, y se juntan haciendo una fila ante Dios. Una de las más bellas afinidades de los musulmanes en el día del Eid, es el rezo glorioso de Eid –al-Fitr. Los devotos y piadosos observan los primeros rayos de sol, y se preparan para celebrar la oración en un lugar abierto siguiendo la costumbre del profeta. La gloria y grandeza de este rezo, hace prosperar el alma de los fieles y despreciar a los enemigos del Islam. La oración del Eid consiste en dos Rakaats. El Imam, después del Takbirat Al Ehram (o sea, la primera vez que dice Allahu Akbar ...Dios es Grande...) para empezar su rezo tiene que decir siete veces Allahu Akbar, realizando una pausa y levantando las manos entre cada una de ellas. Luego, el Imam empieza a recitar la sura Al-Fatihah, los fieles lo escuchan.  En el segundo rakaat se repite lo mismo pero cambiando solo la cantidad de veces que debes decir Allahu Akbar, en vez de repetir siete repites cinco.   Después del rezo de dos rakaat, el imam de la plegaria proclama  los sermones. En el primer sermón, de Eid al-Fitr, llama a la gente a la piedad y a respetar los derechos humanos y morales, y también habla sobre los asuntos importantes tanto políticos como sociales, el querido profeta del Islam en un discurso prometiendo dice, “en el día de Fitr, Dios mira a sus fieles con bondad y les dice, mis creyentes por mi orden han ayunado y orado para mí, y por mi orden han roto su ayuno, ahora están presentes en el rezo del Eid, pues levantaos que os he perdonado sus pecados”.  
El pueblo en el día del Eid, entregan limosna, o que es lo mismo pagar su Zakat, esto es obligatorio para cada musulmán, una cantidad determinada de su comida como arroz, trigo o en vez de esto pagar dinero a los pobres en la mañana del Eid. El dinero que se da a los pobres es el regalo de los ayunantes para agradecer a su Señor además de que produce un acercamiento entre los necesitados y los ricos.   Uno de las bellas costumbres de los musulmanes en el día del Eid al-Fitr, es la asistencia a los lugares sagrados como mezquitas y mausoleos. El mausoleo del Imam Reza (p), en Irán durante estos días tiene un estado de ánimo diferente. El rezo de Eid al-Fitr en este lugar, goza de una grandeza especial. La celebración del rezo en el mausoleo del Imam Reza, recuerda los sucesos históricos del día en él,  en la ciudad de Marve, en Irán, durante el gobierno de Mamoon del califato Abasí, se preparó para el rezo del Fitr. Aquel día el entusiasmo del pueblo fue increíble, escuchar la proclamación de Dios es grande, el Imam Reza, así como su abuelo, estaban vestidos de manera sencilla y descalzos con una dignidad sin precedentes arropado de toda la gente.  
El Takbir del Imam Reza, la influencia de su palabra y su presencia espiritual, causó la alegría de la gente y un golpe a los crueles. Y por eso ellos obstaculizaron la celebración del rezo del Eid al- Fitr por el Imam Reza. Ahora en su mausoleo cada uno habla con su Señor, levanta sus manos y suplica a su Señor. Una de las más importantes súplicas del día de Fitr es pedir la aparición del salvador prometido el Imam Mahdi (Dios acelera su llegada). Los fieles llenos de esperanza, oran entusiastas para su pronta llegada y desmantelar la tiranía y el dolor del alma de sus seguidores para convertirla en alegría.   Según los sabios en esta materia, el Eid al-Fitr, es el día para recibir nuestra recompensa, por eso debemos orar mucho en este día, recordar a nuestro Señor, y suplicar su benevolencia en este mundo y en el más allá. El Imam Ali dice: “hoy es Eid de los que han realizado el ayuno para Dios, y sus rezos nocturnos han sido aceptados por el Señor”.   El día del Eid al-Fitr para un devoto, es un Eid verdadero, este Eid no es como una fiesta material, sino que es un Eid de misericordia y perdón divino. Un Eid para dar gracias por los que tuvieron éxito y pasaron el mes bondadoso de Ramadán adorando a Dios. Ese es el Eid de los musulmanes, la culminación de un periodo de adoración y austeridad con la esperanza de obtener el perdón y recompensa divina.   Saludamos nuevamente por el Eid al-Fitr a todos ustedes estimados oyentes, con la esperanza de que Dios acepte el rezo de millones de musulmanes. Terminamos este programa con las palabras místicas y piadosas del ayatolá Mirza Javad Tabrizi, “Eid al-Fitr, es un día que el Señor ha elegido de entre todos los días para entregar premios, y regalos especiales a sus siervos, y les permite que en este día se reúnan alrededor de su mesa y le supliquen por todos sus deseos y pidan perdón de sus culpas, también Dios les promete aceptar sus deseos y no duden de su cariño, amabilidad y de su perdón”.
Fuente: IRIB
Eid al-Fitr, fiesta de unidad y simpatía de los musulmanes.jpg
Tema: 

Comments

As salam aleykum. Felicidades, Mubarak al pueblo de la República Islamica de Irán, a sus gobernantes y líderes religiosos, así como a los hermanos de la Fundación Cultural Islam Oriente por el festejo Eid al-Fitr. Gracias por los interesantes artículos que siempre tienen en el sitio, así como los libros y revistas que hace unos años me enviaron por correo. Un ejemplar de El Corán lo entregué a la Biblioteca Pública del Municipio de Tlajomulco de Zúñiga, en el estado de Jalisco, donde resido. Todo el material me ha servido como guía para comprender mejor el Islam y sentirme más comprometido como musulmán. Pido a Dios, el Grande, los bendiga y los proteja siempre. Atentamente,
Fernando Acosta Riveros, musulmán colombiano-mexicano, amigo de la República Islámica de Irán